El intimismo de un belén hecho arte

  • BelenistaExperto belenista, cuenta con varios belenes expuestos, algunos para particulares, y en el Círculo Mercantil de Sevilla y la Iglesia de Sor Ángela en Sevilla Este

Muchos belenes veremos estas fiestas, pero pocos como los de Silvio Torilo, experto artesano belenista que cada año realiza entre seis y ocho encargos. Para este año ha trabajado para particulares y además expone varias obras, como en la iglesia de Sor Ángela en Sevilla Este y en el Círculo Mercantil, donde repite por tercer año consecutivo tras continuar los pasos de su maestro Agustín Sarrate, quien le acercó al estilo catalán. Además, Silvio aprendió del otro estilo, el jerezano, y reconoce tener influencia de los dos. Unos 12 años han pasado desde que Silvio dejara su trabajo de representante textil para pasar a realizar belenes, primero aprendiendo y presentándose a concursos, con lo que comenzó a relacionarse con otros artistas, para pasar a tener su propio taller, donde se trabaja todo el año, y ser ahora jurado en los concursos y una referencia dentro de los belenistas. "Se tardan dos o tres meses para fabricarlo y unos diez días para montarlo", apunta este maestro de belenes artísticos, quien utiliza figuras a palillo, las cuales son exclusivas y con posturas diferentes a las habituales. Así, el belén del Mercantil cuenta con dos escenas correlativas, la adoración de los Magos y el descanso tras la huida a Egipto, éste con un José pensativo, "encajonadas, en plan diorama", con figuras en tres planos y poca luz, dando intimidad. El resto, detalles de calidad artesanos y nada comprado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios