"Me juego mucho ante los 'cebadas' en la Feria de Abril"

  • El matador de toros sevillano César Girón acaba de cerrar un acuerdo de apoderamiento con Manuel Álvarez Canorea y Pedro Hernández

El diestro César Girón (Sevilla, 1983) acaba de sellar apoderamiento con Manuel Álvarez Canorea y Pedro Hernández. El torero se manifiesta con renovadas ilusiones en su último tentadero, celebrado en Partido de Resina (antes Pablo Romero), tras prepararse intensamente en el campo, donde "he matado varios toros a puerta cerrada y he toreado mucho en tentaderos de machos y de vacas". Sobre el nuevo acuerdo con sus representantes afirma que "supone mucha ilusión y alegría. Son personas que podían apoderar a otros toreros que les dejaran más dinero y han apostado por un torero joven con el que tienen que trabajar mucho. Es la oferta que más me ha convencido. Hemos congeniado bien. Tienen la capacidad de ayudarme y yo de responderles".

De momento, le han conseguido un puesto en la Feria de Abril, con un doble reto: su debut en el ciclo abrileño y toros de uno de los hierros considerados duros. Un cartel en el que está anunciado con López Chaves y Luis Vilches y toros de Cebada Gago. "Es un cartel -comenta el torero- que me gusta. Luis Vilches es muy buen torero y López Chaves se ha puesto en figura con éste tipo de corridas". Precisamente, Girón no ha toreado nunca en público cebadas: "Es una ganadería que en teoría debe salir brava y es una buena oportunidad para toreros que salgan dispuestos al éxito porque los toros tienen movilidad. Nunca he toreado toros de Cebada en público. Sólo en tentaderos. Tienen una lámina preciosa, son muy astifinos y embisten con movilidad. Tienen mucha casta y clase cuando salen buenos".

César Girón considera que llegará a la cita abrileña: "Con toda la ilusión del mundo. Es la primera vez que torearé en una feria de primera línea en España y saldré con la disposición al máximo. Me juego mucho con los cebadas en la Feria de Abril". El espada señala la importancia de su actuación en la corrida del pasado 15 de agosto para verse anunciado en el ciclo abrileño: "La corrida salió normal, ni buena ni mala. Fue postivo para mí porque a pesar de haber toreado poco, la gente, la prensa y la empresa notaron que venía preparado y con ganas".

César Girón, que tomó la alternativa en Valencia (Venezuela), de manos de Espartaco, y ha sumado hasta el momento un total de 21 corridas de toros, explica sobre su futuro inmediato: "Intentaré torear lo máximo posible y lógicamente dependerá mucho de lo que suceda en Sevilla. Un triunfo en la Maestranza me abriría muchas puertas. También será fundamental confirmar la alternativa en Madrid, donde me gustaría hacerlo lo antes posible con una corrida de garantías".

El diestro sevillano, de una de las dinastías más emblemáticas del toreo, goza en Venezuela, la tierra de sus antepasados, de un gran cartel. La temporada pasada sumó cuatro corridas (Sevilla, Espartinas y los cosos venezolanos de Tóvar y Mérida). Y recientemente actuó "en San Cristóbal, donde me han premiado por la mejor faena".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios