El mercado de la Puerta de la Carne será un foco de difusión cultural

  • La nueva sede del ICAS contemplará como "subsidiarias" las funciones administrativas y, se asegura, pondrá el acento en la producción y promoción de actividades contando con programación propia

Comentarios 1

Tras haber manifestado en reiteradas ocasiones durante el anterior mandato municipal que el Auditorio de la Cartuja albergaría la sede administrativa del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), el Consistorio hispalense confirmó ayer las especulaciones surgidas durante los últimos meses y anunció oficialmente que el edificio que asumirá esta función será el antiguo mercado de la Puerta de la Carne. "Era una oportunidad que no podíamos dejar pasar", afirma la delegada de Cultura, Maribel Montaño, quien argumenta el cambio de decisión en función de la multiplicidad de utilidades del nuevo espacio elegido frente al auditorio, "que sólo permite usos administrativos. Y éste es un proyecto -añade- mucho más ambicioso".

En este sentido, y según comenta la delegada, la función puramente administrativa tendrá en la nueva sede del ICAS un carácter subsidiario, pues de hecho ésta funcionará como centro de producción y difusión cultural, incluso con programación propia. No obstante, y debido a la participación en la empresa, junto a la Gerencia de Urbanismo, del Instituto Municipal de Deportes, dicho centro tendrá que ceder parte de su espacio a la práctica de actividades deportivas "compatibles con su uso cultural", dice Montaño.

El proyecto, cuya fecha de ejecución aún no ha sido fijada, aunque se confía en que el edificio esté operativo "dentro de dos años", consta de un pequeño auditorio de 500 metros cuadrados y con un aforo de entre 200 y 250 localidades; salas de exposiciones, conferencias y reuniones -estas últimas, "a disposición de los agentes culturales de la ciudad"-; punto de información cultural, sala de prensa, cafetería y "biblioteca interactiva". Amén, claro, de las dependencias administrativas del ICAS.

La rehabilitación del antiguo mercado correrá a cargo de la empresa Sando, adjudicataria también, en el mismo lote, de la reforma de la Estación de Cádiz -que albergará el nuevo mercado y una pista polideportiva en alto- y de la construcción en la zona de un aparcamiento subterráneo para 400 vehículos. La explotación de este último durante un periodo de 39 años, así como la concesión de varios locales comerciales en la estación, es la contraprestación que dicha empresa asume por su inversión en las reformas, presupuestadas en 28,6 millones de euros, tres de los cuales corresponderán a la rehabilitación del antiguo mercado de la Puerta de la Carne. "El coste para el Ayuntamiento es cero", apunta Montaño, quien no obstante matiza que el Consistorio sí correrá con los gastos de equipamiento de la nueva sede del ICAS.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín, asegura que aunque el presupuesto sea de tres millones de euros, "si hace falta, lo incrementaremos". El primer edil, que anunció ayer la elección del antiguo mercado como nueva sede del ICAS en un acto celebrado en el Salón Colón del Ayuntamiento, no desaprovechó la oportunidad de achacar el "lamentable estado" de conservación del edificio, construido a finales de los años 20 del pasado siglo por los arquitectos Gabriel Lupiáñez y Aurelio Gómez Millán, a la dejadez de las administraciones anteriores. "Su abandono es algo heredado como una carga, una más de las que la ciudad ha tenido que soportar", afirma.

Respecto al futuro del Auditorio de la Cartuja, una vez desestimado su uso como sede del ICAS, Montaño dice que "el Ayuntamiento garantiza su uso cultural", aunque reconoce que éste no se podrá concretar hasta alcanzar un acuerdo con la actual empresa adjudicataria, TCM Audiovisión. "Estamos ultimando la negociación", asegura Montaño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios