La organización del festival dice que el Womad "no está donde no se le quiere"

  • La organización de "Womad" ha afirmado, sobre la no celebración este año en Cáceres de este ciclo musical multiétnico, que el festival "no está donde no se le quiere" y su suspensión de debe a que el Consorcio del Gran Teatro ha decidido "tomar posesión de su propia dirección para la continuidad del festival".

Comentarios 1

En una nota responsables del festival en España y Portugal se han referido así a la "retirada" de esta actividad de la ciudad de Cáceres, donde se celebraba desde 1992.

El pasado día 18 la consejera de Cultura y Turismo, Leonor Flores, anunció que el "Womad" de Cáceres dejará de celebrarse definitivamente ya que la organización se niega a negociar determinados cambios para la edición de este año y pretende "imponer" sus criterios.

Hoy la organización ha explicado que confirma la no celebración y que "esa dolorosa decisión no surge por una voluntad de Womad".

En este sentido señala que "ha tenido lugar a raíz de las nuevas exigencias que el Consorcio del Gran Teatro nos ha remitido de forma repentina hace diez días", unas "peticiones y condiciones" que "demostraban claramente el deseo por parte del Consorcio de tomar posesión de su propia dirección para la continuidad del festival".

"Womad -señala la nota- no está ni estará nunca allí donde no se le quiere, y las exigencias planteadas por el Consorcio el pasado 10 de enero son una evidencia de que las instituciones han perdido la confianza en este festival bajo la dirección de Womad, y no nos queda otra opción que respetar esa postura".

Agrega que en una carta dirigida a la dirección de Womad en España y Portugal la dirección del Consorcio indicaba que debía condicionar la celebración de la próxima edición a una serie de modificaciones sobre el formato y los contenidos de pasadas ediciones, sin que esto afectara al presupuesto de los últimos años.

"Estas condiciones -añade- no podían ser consideradas como puntos a negociar para buscar nuevas vías de mejorar el festival, sino como preceptos infranqueables que Womad debía de asumir si quería continuar su relación con Cáceres", lo que considera como "totalmente inaceptable para Womad".

Y agrega: "aceptarlo equivaldría a desvirtuar una filosofía que está vigente con éxito internacionalmente reconocido en ciudades y diversas localizaciones de todo el mundo desde 1982".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios