Pablo García Baena. Poeta

"Cuando parecía que me tenía que retirar por mis años llega este premio para alentarme"

  • El escritor cordobés se alza con el Federico García Lorca en su novena edición por su "lujo verbal".

Comentarios 1

Pocos premios le quedan al poeta Pablo García Baena (Córdoba, 1923) por conseguir. A sus reconocimientos como Premio Príncipe de Asturias en 1984, el Andalucía de las Letras en 1992 y el Reina Sofía en 2008, se sumó ayer el García Lorca, que en su novena edición ha destacado al miembro de Cántico sobre los 43 candidatos que concurrían a él. García Baena es autor de poemarios como Antiguo muchacho, Óleo, Antes que el tiempo acabe o Los Campos Elíseos y es director emérito del Centro Andaluz de las Letras.

-¿Cómo ha recibido la noticia de que ha sido el ganador del Premio García Lorca?

-Con sorpresa, no la esperaba, no tenía ni idea de cuando se fallaba el premio. La verdad es que otros años sí he tenido más idea porque sabía que se barajaba mi nombre, pero este año no sabía ni siquiera el momento del fallo, así que la sorpresa ha sido mayúscula. Me llamó de pronto para informarme el alcalde de Granada, lo cual no es costumbre.

-¿Qué instituciones han presentado su candidatura?

-No lo sé, no tengo ni idea. Sé que durante muchos años se ha presentado mi nombre pero quién lo ha presentado este año no. En otras ocasiones ha sido el Centro Cultural Generación del 27 de Málaga, alguna institución de Córdoba, Cosmopoética, el Centro Andaluz de las Letras... La verdad es que no lo sé. Este año me ha cogido por sorpresa total.

-¿Qué supone este premio para usted?

-Una alegría, sobre todo por los años que llevo intentando escribir algo. Ya cuando parecía que me tenía que retirar por mis años viene este premio para alentarme a que siga trabajando un poco, no mucho.

-El jurado ha destacado su "lujo verbal", la "perfecta adecuación de la palabra y el sentimiento" en su obra y dice que su poesía es un "monumento a la belleza".

-Sí, han resaltado la riqueza del lenguaje y mi lentitud, lo cual es verdad porque entre un libro mío y otro pueden pasar siete o diez años. También la exactitud de la palabra dicha, no estar dentro de las modas nunca, lo cual es cierto pero es como no estar en nada. Yo creo que la poesía se vale por sí misma y no sigue modas ni cosas de actualidad.

-Tiene el Premio Príncipe de Asturias, el Reina Sofía y el Premio Andalucía de las Letras, a los que ahora se suma el Federico García Lorca, ¿cuál se le resiste?

-Creo que ya ninguno. Si me dan el Cervantes bienvenido sea.

-Tiene una vida cultural muy activa, ¿le da tiempo a escribir?

-Sí, claro. Ahora he participado en dos mesas redondas en Cosmopoética, una de homenaje a Vicente Núñez y otra sobre el influjo de Cántico en los novísimos. Todo eso ha habido que prepararlo y escribirlo. Además, como lo mío es la poesía, estoy también preparando un libro de poesía. Cuándo va a estar no lo sé, como soy lento y lo ha reconocido el jurado...

-Todo el mundo lo ha buscado para felicitarlo. ¿Cómo ha pasado el día?

-He salido. He ido a comer a casa de una sobrina, me he dado un paseo para sosegarme un poco y me he encontrado al volver a casa con que tenía muchas llamadas. Las felicitaciones principalmente han sido de amigos, de la Residencia de Estudiantes, la oficial del alcalde de Granada, de mis compañeros del Centro Andaluz de las Letras, de la Consejería de Cultura... Pero los amigos sobre todo, porque yo tengo amigos hasta en el infierno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios