Un paseo de papel por el arte entre el XV y el XVIII

  • El Hospital de la Santa Caridad muestra en Sevilla la colección de grabados y dibujos del Bellas Artes de Bilbao

Más de medio centenar de obras en papel cuelgan de las paredes del Hospital de la Hermandad de la Santa Caridad hasta el 20 de abril, por iniciativa y patrocinio de la Fundación Bancaja. Ese día regresarán al Museo de Bellas Artes de Bilbao, donde, por su frágil naturaleza, volverán a dormir en la oscuridad de los cajones. Las piezas, 57 en total, pertenecen a los fondos de la pinacoteca vasca, que excepcionalmente, y después de revisar íntegramente sus fondos en este soporte entre los siglos XV y XVIII, ha contado con el apoyo de Bancaja en la organización de la muestra El papel del arte.

Aunque el Bellas Artes bilbaíno posee una significativa colección de arte oriental (japonés, indio y chino, sobre todo), todas las obras que reúne esta exposición son europeas, para dotar a la muestra de "unidad temática". Entre las obras más destacadas, el visitante podrá contemplar, detalla la comisaria de la exposición y conservadora de ese museo, Ana Sánchez-Lassa, un aguafuerte "excepcional" de Rembrandt, Retrato de Cornelius Claesz Anslo; varios grabados de François Boucher; una serie "espectacular" de chimeneas de Giovanni Battista Piranesi; y una serie de obras de Vicente López de "una delicadeza y una calidad extraordinarias ".

"Casi todas las obras que se muestran están restauradas y en bastante buen estado. Hay que tener en cuenta que la conservación de estas piezas es dificultosa, porque se deterioran con mucha facilidad al oxidarse en papel y las tintas. De ahí que sea difícil organizar una exposición así", explica la comisaria.

Sánchez-Lassa invita a los visitantes a detenerse tranquilamente ante las obras para apreciar su especial condición. "No son tan espectaculares como un lienzo, son más difíciles de ver", explica, pero merece la pena dedicarle atención a unas obras que por lo general son "bocetos, las primeras ideas de los artistas". Las ideas que se exhiben en el Hospital de la Hermandad de la Santa Caridad remiten en la mayoría de los casos a motivos religiosos, arquitectónicos o mitológicos y abarcan, en un recorrido organizado cronológicamente, muchas escuelas del arte continental, desde la renacentista a la neoclásica, pasando por la barroca y la rococó.

"Tradicionalmente -escribe Javier Viar, director del Bellas Artes bilbaíno, en el texto del catálogo-, el dibujo ha sido considerado como lugar de paso en la creación artística, como epidosio intermedio e incompleto de un camino que conduce a la verdadera obra, el lienzo o la tabla pintados a la témpera o al óleo, o el muro pintado al fresco, y la del grabado como mera forma de divulgación de la imagen contenida en las obras mayores". Sin embargo, añade Viar, "la sensibilidad reciente (...) ha sabido encontrarles su lugar excelso en el proceso creador". He aquí, en fin, 57 invitaciones para comprobarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios