Un pequeño cuento de amor

Comentarios 1

Ahora que tenemos tiempo, les voy a contar un pequeño cuento. Un pequeño cuento de amor. Se trata de una pareja de exiliados. Ambos han huido al sur de Francia. La victoria de Franco les ha expulsado de su tierra. En una localidad cercana a Marsella hacen su vida, su familia. Viven toda su vida en Francia. Pero, pasado el tiempo, una de sus nietas regresa a España. Y lo hace para reencontrarse con el arte más genuinamente español. Esa nieta se llama Valeria Saura. Y es una excelente bailaora, temperamental y completa. Imaginen la emoción de la intérprete cuando escucha, como lo hizo anoche, los tangos "qué bonita está Triana/ cuando le ponen al puente/ banderas republicanas". Valeria se emocionó y nos emocionó. Desde la tragedia de los tientos hasta la sensualidad de los tangos. Contundencia de zapateado e intención en los hombros, en la cadera.

El ciclo Miércoles a Compás continúa su marcha imparable, fuera ya del marco que lo vio nacer. En las manos y los pies de esta intérprete sutil y rotunda. La clave de su baile es la entrega. La alegría es verdadera, como es verdadero el drama. La riqueza de los elementos que acumula tiene el sentido de que todos ellos sirven a una idea, son un sentimiento estilizado. Puro amor a este arte, que estaba en sus genes.

Quiero acabar con una emocionada despedida al programa de Canal Sur Flamencos, por cuyo escenario pasaron casi todos los intérpretes que intervinieron en este espectáculo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios