Unas pérgolas darán sombra a las colas para visitar la muestra de Sorolla

  • Bancaja estima que unas 150.000 personas acudirán a la exposición en Sevilla

Comentarios 1

Unas pérgolas darán sombra a los visitantes que formen cola para entrar en la exposición Sorolla, visión de España, que agrupa los 14 grandes lienzos que el artista valenciano pintó a principios del XX para la Hispanic Society de Nueva York, y que podrá verse en el Museo de Bellas Artes de Sevilla del 24 de abril al 29 de junio.

En Valencia, donde ya se han mostrado estos lienzos, la exposición ha registrado, en cinco meses, 452.800 visitas, con lo que ha sido la exposición más vista en la historia de la Comunidad Valenciana y la segunda más vista de España, tras la de Velázquez en el Museo del Prado. En Sevilla, en 66 días, la previsión de Bancaja, entidad que la ha patrocinado, es de 150.000 visitas.

De las 14 obras que se expondrán, cinco están inspiradas en Andalucía y tres de ellas en Sevilla, las tituladas El baile, Los toreros y Los nazarenos, mientras que La pesca del atún se inspira en Ayamonte y El encierro también en la Andalucía de principios del siglo XX.

El presidente de Bancaja, José Luis Olivas, calificó la Exposición de "acontecimiento histórico" porque estos cuadros, que fueron pintados en España y enviados a Nueva York, nunca han salido de su sede ni es probable que lo vuelvan a hacer, por el elevado coste que supone esta operación y, sobre todo, porque la Hispanic Society no es partidaria de que viajen más.

Esta colección de cuadros refleja escenas de las distintas regiones de España y fueron pintadas por Sorolla por encargo del multimillonario Milton Huntington, creador de esta mítica institución cultural estadounidense, un trabajo por el que el pintor valenciano llegó a cobrar la cantidad de 150.000 dólares de la época, una suma muy elevada para entonces.

Bancaja ha invertido además 300.000 euros en la restauración de los cuadros, ha pagado un millón de dólares a la Hispanic Society por el préstamo y se ha hecho cargo del coste de los seguros y del traslado de los cuadros, que sólo para cruzar el Atlántico precisaron de un avión de características especiales, mientras que para ser trasladados de la ciudad de Valencia a Sevilla se precisarán tres camiones dotados con GPS.

Precisamente en Valencia, la exposición finalizó el 31 de marzo, cuando empezaron los trabajos de embalaje de los cuadros, que cuando lleguen a Sevilla precisarán hasta de un plan especial de tráfico para que los camiones transcurran con la mayor seguridad por la ciudad.

El traslado a Sevilla se efectuará de manera escalonada los próximos lunes, martes y miércoles y al colgarlos en el Bellas Artes, antes de ser mostrados al público, habrán de aclimatarse durante unos días a sus nuevas condiciones de temperatura.

El impacto económico que la exposición ha tenido en Valencia -calculado por Bancaja-, donde fue inaugurada en noviembre por los Príncipes de Asturias, ha sido de unos 15 millones de euros y la generación de 336 empleos relacionados con la actividad turística.

Tras Sevilla y Málaga, la muestra viajará a Bilbao, Barcelona y Madrid y, antes de regresar definitivamente Nueva York, los cuadros volverán a ser expuestos un mes y medio en Valencia. Las negociaciones con la Hispanic Society para trasladar los cuadros a España comenzaron hace dos años y aunque se previó que las obras estuvieran un año fuera, al final la institución los ha cedido por periodo de dos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios