El 'poema del cante jondo' sabe a Lorca

  • La bailaora Cristina Hoyos abre hoy el Festival de Jerez con un espectáculo del autor granadino

El XIV Festival de Jerez comenzará hoy con sabor a Lorca. Lo hará de la mano del Ballet Flamenco de Andalucía que dirige Cristina Hoyos y que pondrá en escena a partir de las 21:00, en el Teatro Villamarta, Poema del cante jondo en el Café de Chinitas, un montaje inspirado en los versos del poeta granadino que cuenta con la dirección escénica de José Carlos Plaza y la música de Pedro Sierra. "Ha quedado redondo", confesó Hoyos del espectáculo, en el acto de presentación de la cita, en la bodega San Ginés del Consejo Regulador, en el que la bailaora estuvo acompañada por el bailaor Mariano Bernal.

Cristina Hoyos aseguró que se siente "muy contenta" por formar parte del programa del Festival, "en el que fui una de las primeras en participar, allá por 1996". Hoyos explicó que este montaje se presenta "como un escenario dentro de otro escenario", en el que está lo más puro de arte jondo como seguiriya, soleá, saeta y petenera, mientras que toda la amplitud de las tablas está destinada a las canciones populares que se interpretan en el renombrado café como Zorongo y el Vito, entre otras. La bailaora alabó además la labor de José Carlos Plaza, "que ha hecho un trabajo maravilloso. Es un experto en Lorca". A este respecto, Bernal confesó que con Plaza "he redescubierto Lorca y con Cristina, el baile". El primer bailaor dijo estar "encantado" de esta en Jerez y recordó las primeras ediciones del festival, al que acudía como alumno de sus cursos de baile. Bernal es además co-autor de la coreografía El grito y el silencio. "¿Le gustaría este espectáculo a Lorca?", se preguntó de manera retórica Bernal. "Pues creo que sí. Y aunque escribía versos muy duros, era una persona muy alegre", respondió Hoyos.

Sobre el escenario, Hoyos y Bernal estarán respaldados por las guitarras de Andrés Martínez y Ramón Amador, así como por las voces de Fabiola, Vicente Gelo y el jerezano David Carpio. La percusión de Roberto Carlos Jaén cierra el apartado musical de una obra que cuenta con un cuerpo de baile formado por 14 personas, como la jerezana Patricia Ibáñez. En última instancia, Poema del cante jondo en el Café de Chinitas se revela como una producción pensada para "toda la compañía se luzca y dé su pinceladas" Y es que, según aclaró la propia Hoyos, "hay partes muy emotivas". El montaje cuenta además con el vestuario de Pedro Moreno y la iluminación y el espacio escénico de Francisco Leal.

Con este espectáculo arrancan las 16 jornadas de un Festival que, dirigido por Isamay Benavente, ha adquirido un toque más austero, propio de estos tiempos de recesión económica que corren. A menos presupuesto, menos artificio y más esencia, más baile puro sin aditivos. Esa sobriedad es, quizás, la nota predominante de un certamen en el que prima, más allá del Villamarta, la voz y el cante con sabor jerezano. Una programación que aparece desgarrada por el dolor de la reciente pérdida de Fernando Terremoto, cuyo eco presidirá la muestra ya que el Ayuntamiento de Jerez ha decido, sentando precedente, que esta edición rinda tributo a su memoria.

Como viene siendo habitual, los trasnoches en peñas y colmaos prácticamente enlazarán con las presentaciones y tertulias de la Bodega, mientras que el principal escenario de la muestra, el Teatro Villamarta, ofrecerá nuevamente una inteligente y generosa combinación de lo viejo y lo nuevo; el baile clásico con lo más contemporáneo y rompedor. Grandes estrenos, como los de Andrés Marín, Belén Maya, María del Mar Moreno y María José Franco, se combinarán con propuestas muy rodadas, pero igualmente sugerentes, como la de Mie Matsumara y Antonio Canales; la remozada Leyenda personal de Joaquín Grilo; la Fedra de Greco y Narro y el estreno de hoy a cargo del Ballet Flamenco de Andalucía. La nota mediática la pondrá Farruquito, cuya obra Esencial ya ha agotado el papel desde hace un mes.

La clausura, como sucediera el año pasado con Mario Maya, servirá para rendir pleitesía a un destacado maestro bailaor. En este caso, Grilo dirigirá el 13 de marzo en el Villamarta Reencuentro, un merecido homenaje al gran maestro jerezano Fernando Belmonte, uno de los emblemas de la danza de los últimos tiempos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios