La polémica restauración del castillo de Matrera opta a un galardón arquitectónico

La polémica restauración de la torre del Castillo de Matrera, en Villamartín (Cádiz), es una de las obras finalistas de los prestigiosos premios neoyorquinos A+Architizer. La restauración de la torre de este castillo, un conjunto privado cuyo origen se remonta al siglo IX, fue duramente criticada por diversos expertos, que consideraron un exceso la superficie blanca que se ha levantado para sostener los restos de los muros. Sin embargo, la rehabilitación, obra del arquitecto Carlos Quevedo Rojas, figura ahora entre las cinco finalistas en el apartado de rehabilitación de los galardones A+Architizer.

Compite en esa categoría con las restauraciones del complejo The 28th Apartments de Los Ángeles; el Macy's Herald Square, de Nueva York; el edificio Patria de Bélgica o la restauración de 25 rue Michel le Comte de París, según recoge la web de estos premios que celebran este año su cuarta edición. "Ser finalistas en nuestra categoría (Architecture+Preservation) a través de un jurado de 300 expertos compuesto por arquitectos de primera línea como Rem Koolhaas supone ya para nosotros un enorme reconocimiento a un trabajo de cinco años de duración y enormes esfuerzos", dijo ayer Quevedo Rojas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios