De la prensa a la Mostra de Venecia

  • La adaptación de la novela carcelaria del periodista sevillano Francisco Pérez se estrena en la Sección Autor en septiembre · Daniel Monzón, ex crítico de cine, dirige el filme que protagoniza Luis Tosar y Alberto Ammann

Comentarios 1

Hace cinco años que el periodista sevillano Francisco Pérez Gandul dió a luz su primera obra literaria, Celda 211 (Lengua de Trapo). Ahora, esa descendencia de su imaginación llegará a la gran pantalla en la 66ª edición de la Mostra de Venecia, del 2 al 12 de septiembre, dentro de la sección no competitiva Jornadas de los Autores-Días Venecianos, junto a Gordos de Sánchez Arévalo. El padre adoptivo es Daniel Monzón, director de la adaptación al cine de la novela de Pérez. Para éste, que se autodefine como "un novel con canas" en la literatura -bromea el periodista de 53 años-, Venecia es "el mejor sitio para un sueño". Además, afirma que "para alguien que se considera más periodista que novelista y que no come de la literatura sino de la escritura, esto es un sueño precioso".

El director mallorquín se ha encargado de la adaptación a la gran pantalla de una novela de prisiones. "Me imaginaba que se llevaria al cine porque es una historia muy cinematográfica, pero eso más que una certeza era una esperanza", confiesa el periodista. Las claves de esa cinematografía son básicas: "Primero su estructura, la presentación, nudo y desenlace típicos. Luego el ritmo, los giros en la historia, las sorpresas, el suspense, la emoción... Es difícil no tomar partido por alguno de los protagonistas", describe Pérez. Monzón también lo tiene claro. "La película encerrará al público en prisión -la acción está rodada en una antigua cárcel de Zamora- y le obligará a vivir en primera persona una experiencia insólita, le hará sentirse parte de la reyerta, como un preso más", declara.

Hace unos días Francisco Pérez tuvo el lujo de ver en primicia su historia en el cine. Para el novelista "resultó emocionante ver en carne el fruto de tu imaginación. Además, han hecho una película fantástica que apuesto a que será uno de los grandes éxitos de la temporada. Han hecho un trabajo soberbio con la materia prima que les dí yo primero y que cocinó luego Jorge Guerricaechevarría en el guión". Para Daniel Monzón el argumento desde el punto de partida es "bastante tenso; desde el minuto cinco esperamos que los espectadores estén agarrados a la butaca del cine", manifestó Monzón en la presentación de la historia, quien calificó el filme de "tragedia de personajes".

La historia, según Pérez, ya "estuvo vendida o apalabrada a otras productoras que se echaron atrás en el último momento, así que la firma de los contratos con la productora Vaca Films, fue el final de un proceso, una historia de la de comer perdices", ríe.

La decisión de adaptar Celda 211 fue algo complicada tal y como manifestó Monzón el año pasado. "La novela en la que se basa está considerada la mejor narración carcelaria de nuestro país, con lo que el listón ya está alto, y también por el absurdo mito que existe sobre la asociación de literatura y cine que dice que nunca existirán películas mejores que los libros en los que se basan".

A pesar de esto, el resultado parece positivo ya que Francisco Pérez asegura que tanto la película como la novela "comparten el mismo hilo argumental aunque hay más esqueleto que espíritu, algo lógico porque el lenguaje cinematrográfico es muy distinto al literario. Además, el libro entronca con la figura clásica del cine negro americano de la persona apocada que reacciona con firmeza cuando el destino lo pone a prueba. En la película hay mucho de eso, pero se ahonda más en la novela", diferencia el sevillano. En lo que sí insisten ambos creadores es que "tanto si el lector se acerca a la pelicula o el espectador a la novela deben saber que se van a encontrar dos cosas con similutudes pero muy diferentes".

El reparto está encabezado por Luis Tosar, "el mejor actor que tenemos en España", según Pérez, y Alberto Ammann, que avanza que será "una de las figuras del cine español". El escritor lo tiene claro, "los protagonistas han hecho unos papeles memorables, son un Juan Oliver y un Malamadre de Goya, protagonistas de su novela. Estoy seguro de que acabarán con él en las manos". Privilegio que se completa con los actores Antonio Resines, Carlos Bardem, Vicente Romero y Marta Etura, acompañados por multitud de extras elegidos entre familiares del equipo, presos y carceleros.

Pérez aconseja ver primero el filme y tras salir del cine, leer su obra. ¿Hacerle caso o desafiar su consejo? Cada uno es libre, aunque con Celda 211 todos acabarán en prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios