En primavera, flamenco para todos

  • Una serie de 'masterclasses', una exposición de graffiti de inspiración jonda y dos montajes conforman la oferta inminente del Centro de Arte y Flamenco de Sevilla

Comentarios 1

Una serie de masterclasses en torno a distintas vertientes de lo jondo, dos espectáculos y una original exposición de graffities de inspiración flamenca, amén de los cursos habituales impartidos por la academia, configuran la programación de primavera del Centro de Arte y Flamenco de Sevilla, impulsado por la cantaora Esperanza Fernández y por su marido, el bailaor Miguel Vargas.

Presentada ayer en un acto que contó con la presencia del delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno -la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, dependiente de la Consejería, aporta 17.000 euros-, del abanico de la oferta llama la atención la muestra del escritor de graffities catalán Repo, inspirada en artistas del género, cuyo trabajo se ve por primera vez en la ciudad. "Repo estaba pintando en la calle y yo le hice el encargo", explica Fernández, quien hace memoria y comenta que "él hizo un graffiti de mi cara en Cornellá, un fotógrafo lo vio y acabó siendo la portada de una revista, que a mí me enseñó una alumna mía. En ese momento, hace ya seis años, se me ocurrió la idea de esta exposición. Y es alucinante, porque ha pintado a Manuela Carrasco, a Miguel Vargas, a Farruco...". La exposición, abierta en el centro (c/Torreblanca, 1) hasta el próximo 16 de mayo, puede verse durante la Feria en horario de mañana y, desde el día 14, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00.

No obstante, la espina dorsal del programa son las masterclasses impartidas por profesionales del flamenco a lo largo de este mes, y que tendrán como protagonistas al cantaor Miguel Poveda (día 14), el guitarrista José Antonio Rodríguez (día 15), la profesora de técnica vocal Julia Oliva (día 16), el cantaor Fosforito (día 17), los estilistas Manolo Cortés, Pepe Conde y José Tarriño (día 18) y el bailaor y coreógrafo Mario Maya (día 21). "No sólo están hechas pensando en los artistas -matiza Fernández-, sino en cualquiera interesado en el flamenco. Van ser charlas temáticas y no se requieren conocimientos previos". Los precios, además, son populares: 5 euros para alumnos del centro y 10 para el público general.

"El flamenco se mueve hoy a un nivel muy alto, entra en teatros de todo el mundo, y los jóvenes tienen que saber que no basta con tener una gran voz o con bailar muy bien, sino que también hay que cuidarse para no fallar y saber cómo arreglarse", comenta la cantaora respecto a disciplinas como la técnica vocal o el estilismo.

Flamenquita. La niña que perdió el compás, espectáculo infantil al que acudirán el día 30 como invitados "alumnos de un colegio del barrio todavía por decidir", cederá ya en mayo, el día 14, el testigo sobre el escenario a El duende no tiene nombre de mujer, creación dramática de Asunción González Márquez sobre la vida de Pastora Pavón, la Niña de los Peines. "esa persona increíble que un mundo tan machista como era el del flamenco de entonces fue valiente. Hay poca gente que conozca su historia, pero vale la pena hacerlo, así que cuando Asunción me habló de este espectáculo le dije que adelante sin ni siquiera haberlo visto todavía", dice Esperanza Fernández.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios