Cómics

El resto es historia

El asombroso Spiderman: ¡Poder y responsabilidad! Stan Lee, Steve Ditko. Panini. 600 páginas. 39,95 euros.

Pongo la enésima reedición (pocas me parecen) del Spiderman de Stan Lee y Steve Ditko en el atril y me preparo para teclear la reseña. Una hora más tarde, todavía estoy contemplando la cubierta (de Jack Kirby, por cierto). Mira que es bonita.

Al grano, no sé si estos episodios necesitarán realmente presentación, pues son el inicio de la trayectoria de uno de los iconos de la cultura popular de nuestro tiempo, el mismísimo Spiderman, y solo por eso merece la pena echarles un vistazo. Pero es que resulta que además de los primeros son los mejores, vamos que es un crimen no haberlos leído.

He dicho el Spiderman de Stan Lee y Steve Ditko, pero no es extraño nombrarlo como el Spiderman de Ditko, a secas. ¿Por qué? En palabras del propio Lee: "Sin el increíble arte y sentido narrativo de Stevey el Soberbio, Spidey sería como una hamburguesa sin ketchup o Rambo sin su gruñido. Si alguna vez ha existido un artista y coguionista perfecto para nuestro asombroso arácnido, ¡ese es el deslumbrante Sr. D! Sus páginas y dibujos le dieron al cómic su estilo ilustrativo único, uno que seguiría vigente a lo largo de muchos años y que hizo que Spidey fuera un cómic inconfundible. Su sentido del ritmo, su don para las escenas de acción y su habilidad para hacer que las situaciones más extravagantes parecieran creíbles después de dibujarlas él dieron un impulso a aquellas primeras historias que ha ayudado a mantenerlo en marcha hasta hoy en día".

¡Poder y responsabilidad! es el primero de los dos tomos Omnigold que recopilarán el Spiderman de Ditko. Contiene la famosísima presentación del superhéroe, Amazing Fantasy 15 (1962) y los números 1 a 19 de The Amazing Spider-Man (1963-1964), más el Annual 1, páginas del Strange Tales Annual 2, Fantastic Four Annual 1 y Strange Tales 97, así como un montón de extras. Los colores siguen la escrupulosa recreación del Omnibus publicado en su día por Marvel, así que la lectura es lo más parecido a tener en frente aquellos viejos cómics. Eso sí, con mejor papel, gruesa tapa dura y en castellano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios