El sevillano Antonio Barrera, sin suerte en la Monumental de México

  • El rejoneador Rui Fernandes y el mexicano Leopoldo Casasola cortan una oreja cada uno

El matador de toros sevillano Antonio Barrera no tuvo éxito en la corrida celebrada en la Monumental Plaza México, en la que el rejoneador portugués Rui Fernandes y el diestro mexicano Leopoldo Casasola cortaron sendas orejas. Toros de Rancho Seco, bien presentados y de juego desigual. Rui Fernandes, oreja y ovación. Antonio Barrera, silencio en su lote. Leopoldo Casasola, oreja y silencio.

Rui Fernandes dejó buena impresión. Mostró una excelente cuadra de caballos, estuvo lucido, certero en su puntería con el primero y logró cortarle una oreja. Con el cuarto, al que recibió a portagayola, estuvo bien, pero mató de un rejón caído y perdió otro trofeo.

El sevillano Barrera estuvo regular con su primero. Mató de media y descabello y se silenció su labor. En el quinto le molestó el viento, pero tampoco él tuvo la capacidad y el temple para torear al mejor toro del encierro. Acabó de media estocada y dos descabellos.

Casasola, con el tercero, un toro con mucho peligro, se la jugó con alegría. Cogido en tres ocasiones, por fortuna sin consecuencias, estuvo dispuesto y entregado. Mató de soberbia estocada y fue premiado con una oreja con petición de la segunda y el reconocimiento pleno del público. Con el sexto siguió en el mismo plan, pero el toro fue deslucido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios