Cultura

El sevillano Antonio Nazaré deja grata impresión en Las Ventas

  • En el primer festejo de la temporada en Madrid, el torero nazareno consiguió lo mejor

Una novillada muy deslucida de Juan y Alipio Pérez Tabernero condicionó el balance final de seis silencios que hubo en el primer festejo de la temporada 2008 en Las Ventas. Se lidiaron novillos de Juan Pérez Tabernero -el primero con el hierro de Alipio Pérez Tabernero-, desiguales de presentación, justos de raza, flojos y sin clase. El único que se dejó, por noble, el cuarto, aunque no terminó de romper a bueno. Antonio Nazaré, silencio y silencio tras un aviso. Pedro Carrero, silencio en ambos. Octavio García El Payo, silencio tras dos avisos y silencio. Festejo sin brillo por el intenso viento, muy molesto para la lidia, y sobre todo por el deslucido juego de los novillos de Pérez Tabernero, que no ofrecieron posibilidad alguna a una terna que, sin embargo, se mostró por encima de sus oponentes. Lo mejor de toda la tarde salió de los trastos del Antonio Nazaré, tanto con la capa como con muleta y espada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios