El sevillano Daniel Sotillo destaca en Madrid

  • El alumno de la Escuela Taurina de Écija corta una oreja, al igual que Gómez del Pilar, en el Certamen de la Oportunidad

Los novilleros Gómez del Pilar y Daniel Sotillo cortaron una oreja cada uno en la final de la sexta edición del certamen La Oportunidad, que se celebró ayer en el Palacio Vistalegre de Madrid, un espectáculo descafeinado en parte por las pocas prestaciones que ofrecieron los novillos de Torrenueva, muy bonitos de hechuras pero que en líneas generales resultaron incómodos para la lidia.

Gómez del Pilar, esforzado con el que abrió plaza, un animal de corto viaje, que protestó por su poca fuerza, paseó la oreja del cuarto, animal manejable aunque venido a menos al que el madrileño realizó una faena decidida y dispuesta en la que sobresalieron, por su acabado, dos series con la mano derecha en las que llevó muy embarcado a su oponente. Antes, había cortado la primera oreja del festejo el sevillano Daniel Sotillo, que sorteó en primer lugar un animal mansurrón de salida pero que acometió con transmisión a la muleta de su lidiador, que le cogió pronto el aire y dibujo varias series con la mano zurda de mucha largura y mando, sobre todo en la primera parte del trasteo.

El quinto novillo resultó complejo por su escaso viaje y recorrido, defecto derivado de su poca fuerza, y con él, Sotillo, se mostró por encima en una labor de menos eco.

Cerró la terna Tomasito, quien a pesar de sortear el peor lote ratificó las condiciones apuntadas en las anteriores rondas del ciclo. Con su primero, un novillo áspero, sacó a relucir su sentido del temple en la primera parte de su trasteo, mientras que en su segundo, que recibió a portagayola, anduvo afanoso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios