'La sombra', los cachitos con alma de Miguel Ángel Velasco

  • El onubense firma ejemplares de su ópera prima hoy en el 'stand' de El Gusanito Lector

No tenía la intención de crear una novela, pero "cachito a cachito" supo coser los textos y dotarlos de ese alma con la que suele mirar la vida, así como de esa humanidad que es capaz de extraer de cualquier pasaje, por muy inerte que este sea. Miguel Ángel Velasco mira a los ojos y desprende verdad. Licenciado en Derecho y vinculado al mundo empresarial, ha parido La sombra, ópera prima con la que ha sorprendido a quienes desconocían su faceta de escritor.

Y eso que cuenta con una amplia actividad como comentarista y articulista, tanto en su etapa política (1980-1991), en la que llegó a formar parte del comité ejecutivo nacional del CDS, como en el posterior desarrollo de su vida laboral. Ya en su época universitaria inició su actividad literaria, al albur de sus maestros en la distancia, entre ellos Ramón J. Sender o el italiano Alberto Moravia.

El suyo, según explica, no es un libro ni anunciado ni premeditado. "Para eso necesitas un guión o una idea previa. Yo a esta obra la llamo un libro de redes sociales", asegura. Y es que Velasco sabe que hay lectores enganchados a su forma de escribir, sobre todo mujeres. Como un niño ante el papel, confiesa que a veces escribe cualquier cosa que se le ocurre. Tiene esa capacidad y muchos de sus seguidores en las redes sociales le piden que les escriba algo. Él se deja convencer sin oponer resistencia, consciente de que ante una situación difícil su pluma puede llevar una sonrisa, el sosiego o el entretenimiento. Así, La sombra, del que el autor firmará ejemplares hoy, a las 19:00, en la caseta de El Gusanito Lector, nació "a través de una amiga", Begoña Sauci, que le comentó que no podía dormir. "Le propuse escribirle algo de miedo. Por eso este título de La sombra, que puse antes de tener siquiera la idea. Empecé a escribir cachitos. Al segundo cachito vi que se habían unido muchos me gusta y comentarios en el Facebook. Y seguí haciendo esos cachitos hasta que me propusieron fichar con la editorial", comenta.

Ávido lector que bien conoce las claves para que un libro enganche ya en sus primeras páginas, Velasco ha apostado fuerte por dotar a su obra de grandes dosis de intriga. En ella, Pablo regresa a su tierra más de 30 años después, e iniciará una búsqueda en los entresijos y recovecos del pasado, de la muerte de su anterior esposa, del odio que le profesan algunos y del aprecio y cariño con el que lo recuerdan otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios