La subasta de Arte y Gestión, un "valor refugio" en tiempos de crisis

  • El Centro Cultural de Cajasol ya acoge la exposición de las obras que saldrán a puja el día 23 · Pulido destaca el interés de las inversiones en obras artísticas durante los ciclos económicos negativos

Comentarios 2

La crisis o desaceleración económica (según los gustos) parece no preocupar a la empresa Arte, Información y Gestión, que ayer inauguró, en el Centro Cultural Cajasol, la exposición con los 424 lotes que componen su próxima subasta, el próximo día 23. De hecho, el presidente de Cajasol (entidad propietaria de la empresa), Antonio Pulido, destacó ayer que las inversiones en arte son una "estrategia refugio" en los tiempos en que otros sectores económicos más convencionales están en crisis. Más allá de cualquier circunstancia, el apoyo a Arte, Información y Gestión "es una prueba más de nuestro compromiso con el arte", dijo Pulido.

La subasta de primavera de Arte, Información y Gestión se compone de 424 lotes (180 de joyas, tres de manuscritos y 241 pinturas y esculturas) con precios variados que van desde el más caro (el magnífico cuadro Moros en la playa de Tánger, de Emilio Sánchez Perrier, que sale en 54.000 euros) hasta aquellos grabados antiguos o litografías contemporáneas que están al alcance de la mayoría de los bolsillos (entre 200 y 350 euros).

Los lotes de pintura más antiguos son dos obras de escuela sevillana datados en la segunda mitad del siglo XVI, un San Francisco y una Santa Catalina que salen en 9.000 euros cada uno, a los que le sigue (cronológicamente) una selección de obras de los siglos XVII y XVIII entre los que destacan el San Pelayo del pintor cordobés Antonio del Castillo (sale en 24.000 euros) y una Inmaculada pintada por Mariano Salvador Maella (18.000 euros).

Como ya es habitual, una de las apuestas fuertes de la subasta de Arte y Gestión es la pintura del siglo XIX. Junto al ya nombrado Moros en la playa de Tágner, se ofrecen obras de José Cañaveral, cuya pieza La Pavera (12.000 euros) es una de las más interesantes de los lotes de este periodo; José María Romero, Francisco de Paula Escribano o la hermosa copia romántica de las santas Justa y Rufina firmada por José Roldán. Interesante un lienzo inédito de Gonzalo Bilbao, Adiós para siempre, que tiene un precio de salida de 15.000 euros. También como siempre hay una amplia selección de piezas de los autores de la Escuela de Alcalá (José Pinelo o García Rodríguez).

Al arte contemporáneo se dedica una planta entera de la exposición, una manera de dar respuesta a "la cada vez mayor demanda" de los coleccionistas para hacerse con obras actuales, según la directora de Arte y Gestión, Carmen Aranguren.

En este apartado se pueden encontrar obras de artistas como José Luis Mauri, Rolando Campos, Chema Cobo, Brinckmann, Luis Gordillo, Atín Aya, Dis Berlín, Agustín Ibarrola o Félix de Cárdenas, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios