Más de 30 trabajadores de la cadena Beta acuden a los juzgados por impago

  • Los empleados han reclamado las nóminas sin abonar y, en algunos casos, la rescisión del contrato.

Más de 30 empleados de la cadena de librerías Beta han presentado reclamaciones de cantidad ante los juzgados de lo Social, toda vez que aseguran que se les adeudan cuatro nóminas, motivo por el que en algunos casos, además de la reclamación de cantidad, han pedido la rescisión de sus contratos. Fuentes judiciales indicaron que esos 30 trabajadores suponen la mayor parte de la plantilla de la cadena de librerías y precisaron que a estos trabajadores "se les deben varios meses de nóminas, esto es, marzo, abril y mayo, la paga extra de la primera parte de este año, y en algunos casos alguna paga extra del año pasado". Las mismas fuentes recordaron que "la mayor parte del personal tiene sueldos muy ajustados y encima llevan varios meses sin cobrar, por lo que la situación se ha vuelto muy complicada". También apuntaron que a cada trabajador "se le deberían de media entre 4.000 y 5.000 euros".

Asimismo, estas fuentes desconocen que la empresa haya presentado o haya tomado alguna medida tendente a la presentación de un expediente de regulación de empleo o a regularizar la situación laboral. De esta forma, estos trabajadores están en trámite de presentación de sus reclamaciones, y en algunos casos ya se han celebrado algunos actos de conciliación, que concluyeron sin avenencia entre trabajador y empresa, por lo que ya pasarían a juicio. Las reclamaciones "se basan en el principio de que estas personas tienen un contrato de trabajo, prestan su servicio pero la empresa no les paga". Esa misma idea se repite en el caso de las extinciones de contrato, toda vez que "en todo contrato hay dos obligaciones, que los empleados trabajen y que la empresa les pague, pero cuando se lleva más de un año cobrando con retrasos y en algunos casos se registran cuatro mensualidades de impagos, existe un claro incumplimiento".

La cadena de librerías Beta aseguró hace varias semanas que estaba negociando un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectaría a la totalidad de su plantilla de tiendas, entre nueve y 15 personas, después de haber registrado en 2015 pérdidas por valor de 350.000 euros, según indicaron a Europa Press fuentes de la empresa, que precisaron que actualmente se está realizando el inventario y estudiando el futuro de la tienda de la calle Sierpes, para ver si continúa abierta o no, en función de su viabilidad. La inversión del Grupo ZZJ en la cadena de librerías Beta, continuaron, "es considerada una inversión estratégica y permanente". ZZJ adquirió en 2012 el cien por cien de la cadena mediante compra directa a sus anteriores propietarios, en una inversión que supuso un desembolso de 5,2 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios