'La violetera' sonará en la despedida

El coche fúnebre con los restos mortales de Sara Montiel recorrerá hoy durante una hora y media las calles de Madrid -coincidiendo con la proyección en la plaza de Callao de dos de sus películas más emblemáticas, El último cuplé y La violetera- hasta su llegada al cementerio de San Justo, donde recibirá sepultura. Una misa privada despedirá a partir de las 10:00 en el tanatorio de San Isidro a la actriz, para iniciar a su término el cortejo fúnebre por las calles del centro hasta el cementerio, donde ya reposan los restos mortales de su madre y de su hermana. La alcaldesa Ana Botella adelantó ayer la posibilidad de que el Ayuntamiento de Madrid otorgue el nombre de Sara Montiel a una calle de la capital. La voluntad de la artista era descansar eternamente en Madrid.

Desde mediodía de ayer la capilla ardiente permaneció instalada en el tanatorio de San Isidro en la más estricta intimidad, sólo para los más allegados, por expreso deseo de la familia. Entre esos amigos que quisieron abrazar a sus hijos Zeus y Thais, así como al resto de familiares, no faltaron compañeros del mundo del espectáculo como Massiel, Loles León, Bibi Andersen, Norma Duval o el restaurador Lucio, que resaltaron la "excepcional" trayectoria profesional y "extraordinaria" forma de ser de la cupletista. "Estamos muy tristes. Sara era la más grande de la cinematografía española y del espectáculo, ha sido una mujer excepcional" lamentó Loles León. "Era una mujer que tenía una gran juventud emocional y nunca fue mayor", recalcó Normal Duval.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios