La voluntad artística de El Raya

Los Amigos de Gines protagonizaron uno de los momentos más emotivos de la noche cuando le cantaron al Raya La buena gente. Lo hicieron a capela y apelando directamente al cantaor que en la noche de ayer recibió el merecido homenaje de sus compañeros al cumplir 40 años como profesional. Los de Gines sonaron con la compenetración esperable tras 40 años cantando juntos, pero también con la frescura y la fuerza de la primera vez. Salmarina remontaron el Guadalquivir con su clásico Fue en Sevilla en tanto que Las Carlotas le cantaron a la fraternidad. Otros clásicos de la sevillana, como Siempre Así, que cantaron una composición de Antonio González, tampoco quisieron perderse esta cita.

Pero no sólo la sevillana, también el flamenco y la copla pasaron por escena. En lo jondo Sevilla puso la guitarra y Huelva la voz. Riqueni nos recordó que estamos en la cuaresma con los acordes vibrantes de Amargura en tanto que Pedro Sierra hizo una farruca rotunda, muy brillante. Argentina y Jeromo Segura son hijos putativos de El Raya y no podían faltar a la cita. La primera con una canción dedicada a Huelva y el segundo con un bolero y un tango porteño por bulerías. También recurrió al tango María José Santiago, que completó el cuadro de copleros junto a Álvaro Díaz, que evocó, en su intervención, a Carlos Cano y a Rafael Farina.

Todo para darle cariño a un cantaor que ha destacado en ambos géneros, sevillanas y flamenco. En este último campo destaca por su trabajo de recolección y rescate de estilos de fandango de los más remotos rincones de la provincia onubense. Tanto como militante del dúo Los Rocieros como en solitario, sus antologías del fandango, que mejor debieran ser llamadas enciclopedias del género, son un referente para las nuevas generaciones de intérpretes en las que la búsqueda antropológica no está reñida con la voluntad artística.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios