Crítica cine

El vuelo de la paloma

El solista. Drama, EEUU, 2009, 120 min. Dirección: Joe Wright. Guión: Sussanah Grant. Fotografía: Seamus McGarvey. Música: Dario Marianelli. Intérpretes: Robert Downey Jr., Jamie Foxx. Cine: Nervión Plaza.

El Solista es la típica película diseñada para la carrera de los Oscar: tiene la enésima historia de discapacidad y redención basada en hechos y personajes reales, a Robert Downey Jr. y Jamie Foxx en pleno registro dramático, dándolo todo, a un director, el británico Joe Wright (Orgullo y prejuicio, Expiación), muy del gusto de la Academia, altas dosis de emotividad prefabricada, un toque de misticismo new age, mensaje social para tiempos obamianos y un empaquetado de lujo en colores intensos.

Sin embargo, y como era de esperar, nada termina de funcionar, evidentemente que por abuso y exceso de melindres, obviedades y sacarina, en esta cinta sobre la locura, la marginalidad, la amistad y el poder de la música en la que los dos primeros elementos devienen mera caricatura tópica y bienintencionada sobre los barrios duros, el tercero una falsa premisa para moralizar con trampas sobre el egoísmo o la solidaridad, y el cuarto un pretexto de qualité para acompañar el vuelo de las palomas por el cielo de Los Ángeles con la 3ª Sinfonía de Beethoven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios