El yamur de Pedroche culmina con éxito sus cinco meses de restauración

  • Se ha limpiado la superficie y reparado las imperfecciones de la pieza de origen árabe

Después de cinco meses de restauración, el yamur de la Iglesia del convento de la Concepción de Pedroche (Córdoba) fue presentado ayer por la directora general de bienes culturales de la Consejería de Cultura, Guadalupe Ruiz. Esta pieza "de indudable valor histórico y patrimonial", según Ruiz, ha estado en manos del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, en una operación dirigida por Ana Bouzas. La restauradora precisó que "la primera fase del trabajo consistió en la documentación gráfica de la pieza mediante radiaciones ultravioletas, que ponen al descubierto sus fisuras o imperfecciones. Luego procedimos al desmontaje de las esferas para su limpieza tanto mecánica como química", ya que tenía "depósitos superficiales, tinciones de hierro y deposiciones volátiles".

Un yamur es un elemento metálico que remataba los alminares de las mezquitas y que comprendía en su estructura dos o más esferas colocadas en orden decreciente, atravesadas a su vez por un vástago que facilita la unión. Las esferas representaban, de acuerdo con la cultura islámica, los tres estados en los que Alá se da a conocer (mulk o mundo material, malamuk o mundo imaginario y yarabut o mundo del poder). Bouzas añadió que el yamur finalizaba en su parte superior "con una media luna", que con la cristianización se sustituyó por otro objeto, en forma de banderín, que representaba al dedo de Dios. El yamur de Pedroche, de 2,20 metros de altura, es uno de los dos que se conservan en Andalucía, junto al de San Martín de Lucena, y se caracteriza por estar coronado con una cruz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios