La 'zafonmanía' regresa a lo grande y con cifras de vértigo

  • El autor presenta 'El juego del ángel', una novela ambientada de nuevo en la Barcelona de los años 20 y que también combina el 'thriller' con el universo gótico

That's entertainment, que empiece el espectáculo. Ésas son las sensaciones que vivieron ayer los más de doscientos periodistas que asistieron en el Liceo de Barcelona a la presentación mundial de la nueva novela de Carlos Ruiz Zafón, El juego del ángel, que llega hoy a las librerías. El juego del ángel recoge siete años después el testigo de la primera novela de la tetralogía barcelonesa, La sombra del viento, un inmenso fenómeno sociológico que ha vendido más de 10 millones de ejemplares en todo el mundo.

Como si fuera un divo de la ópera, "ni nervioso, ni preocupado", Zafón desgranó algunas de las claves de su libro sentado en una butaca sobre el escenario del Liceo, que lucía como decorado una evocación operística del Cementerio de los Libros Olvidados que aparecía en su anterior novela, y con el público guiado por una suerte de programa de mano con formato de álbum de fotos de la Barcelona de los años 20.

Para introducir al personaje y a su obra, escoltaba al escritor la periodista Olga Viza, la misma del segundo debate Rajoy-Zapatero de las pasadas elecciones, que en esta ocasión ha protagonizado un dueto en el primer acto del espectáculo.

Si en la introducción se hablaba de la zafonmanía como sinónimo de pasión por leer, se puede decir que la presentación de su nuevo libro no deja indiferente a nadie, al menos en sus cifras, excepcionales en el panorama literario español y más propio de los grandes best sellers anglosajones: un millón de ejemplares en España, medio más que Un mundo sin fin de Ken Follet, a partir de hoy.

Hasta el día 24 irán apareciendo las respectivas ediciones en la América hispana y el 29 de mayo saldrá la versión en catalán. El recorrido a seguir es largo, y la editorial Planeta prevé que, como en La sombra del viento, se superarán las 40 traducciones y la publicación en más de 50 países.

Desde el principio, el autor dejó claro que El juego del ángel "no es una precuela de La sombra del viento, ni su continuación, sino que funcionan como novelas independientes, aunque con historias ambientadas en el mismo universo literario". Sí acepta que esta novela puede llevar al lector a leer la primera: "Algunas tramas de La sombra del viento se ven ahora desde diferentes perspectivas y más ampliadas, por lo que el lector podrá entender mejor cosas de la anterior".

En El juego del ángel, el escritor barcelonés, que pasa la mitad del año en Los Ángeles, se ha permitido la licencia de "jugar con el formato de la novela", un juego en el que combina el thriller con otros géneros, como la novela gótica o la narración romántica. También abundan los diálogos, pues "el tiempo narrativo no es expositivo, sino dramatizado".

La novela comparte con su antecesora un mismo personaje-escenario, Barcelona, aunque en un momento anterior, los años 20, "en los que aparece una ciudad turbulenta que vive el preludio que conducirá al desastre de la Guerra Civil". En ese marco se mueve el joven escritor David Martín, que cuando atraviesa su peor momento recibe una oferta irrechazable, una oferta que oculta un secreto que le arrastrará hacia un laberinto de intrigas, incluso de su propio pasado.

Junto a Martín van desfilando una retahíla de personajes secundarios como la saga de libreros Sampere; el nuevo personaje Isabela, "el corazón moral de la historia", subraya Ruiz Zafón; Cristina, "espejo de Diego Martín", una persona vacía y desconsolada; o Pedro Vidal, "mentor del protagonista, un personaje de la alta sociedad, novelista diletante, pero que es infeliz".

1

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios