Engranajes culturales. Empresa de gestión y marketing cultural

"Es una zancadilla a un sector decisivo"

Engranajes Culturales es una empresa de gestión cultural, radicada en Sevilla, que trabaja por la divulgación a través de programas de difusión e interpretación de la cultura desde una perspectiva transversal e interdisciplinar, con especial atención a la creación de herramientas que desarrollen una visión críticas de la sociedad. Actividades en bibliotecas y museos, rutas culturales y talleres de creación son algunas de las propuestas de estos emprendedores, miembros de la asociación andaluza de gestores culturales GECA, que, a partir del 1 de septiembre, se verán afectadas por la subida del tipo impositivo.

¿Cómo afecta a su sector la subida del IVA cultural decretada por el Gobierno, que pasará el 1 de septiembre a ser del 21% para el cine, el arte y los espectáculos en vivo?

En nuestro sector ya estábamos sufriendo la ausencia de políticas de creación de públicos y la falta de prestigio de la cultura y de sus profesionales por la gran cantidad de actividades gratuitas que se llevan a cabo por parte de la propia administración y asociaciones culturales exentas de IVA. Una subida de 13 puntos elevará el precio de las entradas inevitablemente, ya que con los márgenes comerciales que estamos trabajando ya es imposible asumir ese coste extra en la mayoría de los casos, con la consiguiente pérdida de público. Además, nos parece una medida muy injusta ya que durante los últimos años nos han estado bombardeando con el apoyo a las industrias culturales y creativas. ¿Era esto? Por otro lado, que no se apoye a un sector como la cultura, dejando a un lado el perjuicio para la educación y la formación de ciudadanos, supone poner una zancadilla a uno de los pocos sectores que serían capaces de sacarnos de la crisis y que además, no es contaminante.

¿Qué medidas puede llevar a cabo para amortiguar su impacto en el consumo, con tendencia al retroceso por la crisis económica?

Proponemos varias cosas, por ejemplo: A. Que los autónomos, no sólo del sector cultural, tributen a la seguridad social por facturación real y no por meses como hasta ahora, para combatir de una forma eficaz la economía sumergida. B. Que el 21% de IVA recaudado se emplee en políticas reales y efectivas de creación de públicos que dinamicen el sector. C. Que la Administración entienda que el acceso universal a la cultura no pasa por la gratuidad y deje de hacer competencia desleal ofreciendo actividades gratuitas y fomentando por ello el poco aprecio ciudadano a la cultura. Que se establezcan políticas más justas de acceso a la cultura para que nadie que de verdad no tenga acceso por motivos económicos se quede fuera, pero que quien pueda, pague. D. Que se inspeccione a asociaciones culturales que funcionan como asociación sin ánimo de lucro y tienen exención de IVA evadiendo impuestos.

¿Qué acciones están desarrollando para pedir al Gobierno central que la actividad cultural continúe gravada con el tipo de IVA reducido?

Estamos en contacto con otros compañeros para buscar una salida conjunta. Creemos en la importancia de las asociaciones profesionales en momentos como éste.

¿Cómo puede subsistir el modelo cultural vigente en este escenario de recortes y subidas de precios e impuestos?

El modelo cultural vigente es inviable desde hace ya algunos años y su subsistencia es imposible en estas condiciones. Es hora de que la Administración apueste de una vez por todas por las empresas del sector y ofrezca medidas de apoyo real que no tienen por qué pasar por las subvenciones.

¿Qué papel debe jugar el periodismo cultural en este retador contexto?

Los medios de comunicación pueden ayudar bastante en este sentido dando transparencia al trabajo diario de gestores y artistas. Hay muchas personas que no valoran que una entrada de teatro, por ejemplo, cueste 20 euros, porque no saben cuántas personas tienen que trabajar para que la función ocurra. La gente tiene que entender que los que nos dedicamos a la cultura también tenemos hipotecas, niños, nos cobran en el supermercado... Trabajamos por amor al arte, desde luego, pero tenemos tenemos necesidades económicas como los demás.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios