Asperger entra en las empresas granadinas

  • El Ayuntamiento facilitará la incorporación al mundo laboral de los jóvenes que padecen esta patología; en Granada se estima que en cada colegio hay dos niños que padecen este trastorno del desarrollo

Los niños con síndrome de Asperger no entienden los dobles sentidos ni las ironías. Si se encuentran a alguien y les espeta: "Hace mil años que no te veo", el niño argumentará razonablemente y le explicará con tranquilidad que esto es imposible puesto que la media de vida en las personas apenas sobrepasa los 80 años. Este pensar lógico, concreto e hiperrealista les causa serios problemas tanto a ellos como a sus familias. Su discapacidad no es evidente, sólo se manifiesta en los comportamientos sociales pero les impide tener amigos y profundizar en las relaciones.

Ayer, la presidenta de la asociación Asperger en Granada, Isabel Domínguez, advirtió de que en cada colegio granadino se estima que hay dos niños con síndrome de Asperger. Sin embargo su diagnóstico es muy complicado puesto que los niños tienen un aspecto normal e incluso una inteligencia más notoria que la de sus compañeros. Esa dificultad para relacionarse hace que los niños sufran con frecuencia acoso escolar en el colegio. Cuando llegan a la adolescencia tienen dificultades para el trabajo en equipo, para comprender el mundo mental de los otros y para organizar su futuro en base a proyectos realistas.

Todas estas circunstancias dificultan considerablemente la inserción laboral de las personas que padecen este trastorno del desarrollo cerebral. De ahí que el Ayuntamiento firmara ayer un convenio con la asociación Asperger de Granada a través del cual se facilitará a estas personas formación, ocupación y empleo. La concejal de Turismo, Pymes e Imfe del Ayuntamiento de Granada, María Francisca Carazo, explicó que a través de este acuerdo se promoverá el uso de nuevas tecnologías y se fomentará el desarrollo de un itinerario claro de inserción laboral.

"En las sesiones de orientación se desarrollarán enfoques innovadores, metodologías de asesoramiento y formación en habilidades sociales y laborales de forma individualizadas en cada uno de los casos", argumentó María Francisca Carazo.

Pese a las dificultades que presentan estos jóvenes, la presidenta de la asociación desvela que suelen ser jóvenes muy buenos en el campo de las Ciencias y la Informática. "No sirven para hacer trabajos muy rápidos y de mala calidad porque son muy exhaustivos y meticulosos en su quehacer", argumenta Isabel Domínguez.

A la hora de ayudarles a buscar un trabajo, el Ayuntamiento deberá tener en cuenta otro factor: el clima de trabajo de estas personas no puede estar basado en estrechas relaciones sociales.

La asociación Asperger Granada cuenta con más de 50 asociados, aunque la presidenta asegura que hay muchas más personas con esta patología sin diagnosticar, por eso insiste en que el conocimiento de esta enfermedad por parte de los docentes puede ayudar a detectar muchos casos. Eso y el trabajo intenso con los terapeutas desde que los niños son pequeños.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios