Bocados celestiales para Navidad

  • La Feria del Dulce de Conventos y Monasterios ofrece a los granadinos los mejores delicatessen navideños l edificio rey soler Calle Escudo del Carmen, número 3

Entre fogones, harinas y almendras, las monjas de diecinueve conventos han sido las artífices de crear una de las exposiciones más dulces que se puede visitar durante estos días en Granada. La Feria Nacional del Dulce de Conventos y Monasterios ha vuelto a abrir sus puertas por sexto año consecutivo para ofrecer un verdadero regalo a la vista y a los sentidos de todos aquellos que se encuentren inmersos en los preparativos que anuncian la Navidad.

Pastelitos de Gloria llegados del convento de Nuestra Señora del Espino, en Chauchina; mostachones de las monjas Jerónimas; polvorones de almendra y chocolate elaborados en el convento de las Dominicas de Zafra o panellets de nueces llegados de las Franciscanas de Siruela, en Badajoz, son algunas de las delicias que se pueden adquirir en la muestra, ubicada en la sede de la Asociación de la Prensa, en la calle Escudo del Carmen. Los granadinos saben de estas exquisiteces y no faltan cada año a la exposición, que en su pasada edición vendió más de 3.000 kilos de dulces.

Y es que cuando se pregunta a los visitantes por qué eligen dulces monacales, lo tienen muy claro: la elaboración artesanal, la realización de los productos con ingredientes naturales y "el secreto" inconfensable de las monjas hacen que estos bocados sean auténticas maravillas para el paladar. No se equivocan. El presidente del Colegio de Gestores Administrativos, Miguel Ángel Vilches, cuenta que la creación de estos productos conlleva un laborioso trabajo y un sinfín de horas de dedicación en las que las hermanas dedican todo su tiempo a la repostería. "Mantener viva esta tradición es un doble reto que superamos cada año. Por un lado ayudamos a que los dulces conventuales perduren en un tiempo de innovación en todos los sentidos, y por otro contribuimos al mantenimiento de las religiosas", cuenta.

Las puertas de la Feria del Dulce Monacal y Conventual estarán abiertas hasta el próximo día 9 en horario ininterrumpido gracias a la labor voluntaria que realizan algunos miembros del Colegio de Gestores Administrativos y de la Hermandad del Santísimo Cristo de San Agustín, entre otras asociaciones. Hasta esa fecha, dulces como las frutas escarchadas de las Comendadoras de Santiago -uno de los productos más vendidos- siguen haciendo las delicias de propios y extraños que, gracias a manos benditas, tocan el cielo en cada bocado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios