Arte

CajaGranada adquiere una bandera de la Primera República de 1873 para su museo

  • El presidente de la entidad ha hecho un llamamiento a los granadinos para que rescaten piezas que puedan sumarse al museo de la Memoria de Andalucía

Comentarios 4

El Museo CajaGranada Memoria de Andalucía ya cuenta con su primera pieza para la exposición permanente. Se trata de una bandera correspondiente a la primera república (1873).

El Presidente de CajaGranada, Antonio María Claret, que ha explicado de forma detallada el valor histórico de la pieza, ha realizado también llamamiento a la sociedad andaluza para que colabore de forma activa mediante la dotación de un contenido vivo para el museo, que debe convertirse en punto de encuentro para distintas generaciones, así como en un lugar que facilite la comprensión de la realidad histórica andaluza a visitantes de diferentes procedencias, ha informado la caja granadina en una nota.

Antonio-Claret García ha solicitado a la ciudadanía andaluza una colaboración inicial concreta, como es la cesión o donación de piezas de valor histórico, que sean susceptibles de aportar un valor documental al Museo. El presidente de la entidad de ahorro ha explicado a través de la nota que la Obra Social de la entidad quiere que, desde su nacimiento, el Nuevo Centro Cultural esté fundamentado en la participación ciudadana. Las personas interesadas en realizar una cesión o donación particular, pueden dirigirse a la Obra Social de la entidad, en la Sede Central, situada en Avda Fernando de los Ríos o en el e-mail obrasocial@caja-granada.es

El Museo CajaGranada Memoria de Andalucía habilitará un sistema de análisis técnico, valoración e investigación del valor de las piezas, respondiendo al objetivo de proteger, rehabilitar y preservar el valor documental de numerosos objetos de trascendencia histórica, favoreciendo así el acceso a estas piezas por parte de la ciudadanía.

La bandera roja y amarilla fue creada en 1785, durante el reinado de Carlos III, para facilitar la identificación de los navíos de la Armada Real en alta mar, no siendo hasta el reinado de Isabel II cuando se oficializa su uso en tierra. La revolución de septiembre de 1868 y la monarquía de Amadeo I mantuvieron los colores de la bandera, aunque cambiando ligeramente el Escudo.

Con la proclamación de la I República permanecen los colores y el escudo se modifica, eliminando el escusón central que identificaba las dinastías reinantes. La corona real se sustituye por la corona mural. La escasa duración de la República (11-2-1873 a 29-12-1873), así como lo convulso del periodo, no permite que se fabriquen muchas banderas con los nuevos símbolos, por lo que normalmente se procede a la adaptación del material existente. Se aprovecharon las banderas de las que se disponía y se ocultó la corona, pegando un trozo de tela sobre ella o recortando la corona y tapando el agujero con una tela de color amarillo similar al de la franja central.

El ejemplar con el que ya cuenta el Museo CajaGranada Memoria de Andalucía tiene unas medidas de 86x133 cm. En tres franjas roja (21,5 cm.), amarilla (43 cm.) y roja (21,5 cm.), el escudo, de 12x13,5 cm., con dos cuarteles de Castilla y León corresponde al que usaba la Marina en esa época y la corona está recortada tapándose el hueco con un trozo de tela de 15,5x9,5. En este ejemplar, una mala restauración ha llevado a la sustitución de la franja inferior por otro tejido, estando plegado el trozo original en la franja superior junto al vuelo. Se mantiene la vaina de loneta de 4,5 cm. de ancho y la driza de cáñamo. Todas esas características otorgan a esta bandera un importante valor documental de la época.

Entra dentro de lo posible que esta bandera fuese fabricada en Granada, pues fue en esta ciudad donde se hicieron la mayoría de las primeras banderas bicolores para la Armada y aunque a lo largo del siglo XIX la producción se fue trasladando a otras partes de España.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios