El Cervantes reclama sus coplas

  • Finaliza la fase preliminar en el Teatro Alameda y ahora se cambia de escenario para las semifinales · Veinticuatro agrupaciones, 12 de cada modalidad, actúan desde esta noche en el principal escenario

Comentarios 0

La nómina de agrupaciones semifinalistas lleva adjunta la subida de un peldaño en el concurso y la llegada a las tablas del Cervantes. El coliseo malacitano, además de ser querido por los carnavaleros, es símbolo de toda una batalla que enfrentó durante años a los aficionados con el Ayuntamiento. Sus 1.104 localidades tienen más pretendientes que la malagueña Anita Delgado, Maharaní de Kapurtala. Ahora toca desenvainar las espadas en busca de una butaca, porque colarse en el edificio dedicado al Manco de Lepanto es tarea propia de la Armada Invencible.

La última jornada de las preliminares del Teatro Alameda siempre está marcada por la expectación del veredicto del jurado. Una vez terminada la sesión, en las afueras del recinto, los aficionados se informan del resultado a través de la radio. La comparsa femenina El templo de la Luz dedicó un cuplé a este momento, ya que con su actuación se cerraban las preliminares; el ingenio mereció la ovación del público. Su puesta en escena deslumbraba gracias al impoluto Olimpo de estas diosas griegas, que incluso llevaban en su repertorio acordes de la danza helena zorba o sirtaki.

La biblioteca, del Arroyo de la Miel, puso en pie al auditorio. Hasta tres veces cambian su indumentaria sobre las tablas, con la ayuda de un breve apagón de focos. El principito de Saint-Exupéry, Hamlet de Shakespeare y Don Quijote de Cervantes fueron los personajes sacados de sus libros. Hilván de literatura y temas de actualidad y utilización de la figura literaria de la pregunta retórica para alertar sobre el escaso conocimiento de la fiesta por parte de la sociedad.

Cuatro murgas actuaron en la última sesión de preliminares. Culo veo, culo quiero puso sobre la escena a un grupo de ancianos ataviados del color de la esperanza, o sea, viejos verdes. Hacen las delicias del respetable porque en ningún momento abandonan su verde tipo, lo que conlleva prestar atención en coplas y descansos. En el estribillo sorprende la agilidad con la que estos ancianos realizan una muy violenta coreografía pélvica llena, por supuesto, de una muy verde intención. Exploradores y científicos guiris componen Ruina en la jungla a las 4.0. Buscan especies en la fauna y destaca la captura de una piraña, que les pide visitar la ciudad de Sevilla. Allí descansa en paz su hermano, muerto por el consumo de varios sevillanos. Si es pa trabajo no bajo vienen representando al anti-proactivo laboral, no dan un palo al agua, o como diría más de una veterana abuela malacitana: "Les faltan ardiles". Amistades peligrosas recuerda las recién finalizadas navidades de mano de Papá Noel y Melchor, Gaspar y Baltasar.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios