George Lucas se inspiró en Asimov para crear 'La guerra de las Galaxias'

  • Bibliópolis reedita tres novelas descatalogadas del escritor de ciencia ficción y las une en un solo tomo para demostrar la vinculación existente entre ambos trabajos

Comentarios 0

Georges Lucas "se inspiró" en el escritor Isaac Asimov para hacer La guerra de las Galaxias, algo que resulta "tan claro" para la editorial Bibliópolis que ha decidido reeditar tres de sus novelas, ya descatalogadas, y unirlas en un solo tomo, titulado, precisamente, Trilogía del Imperio.

La idea de que Lucas le había 'pirateado' la inspiración para su saga a Asimov no es nueva, porque en Estados Unidos son varias las voces que han subrayado que es del escritor la idea de un estado monolítico que gobierna toda la galaxia y contra el que hay una rebelión de unos héroes muy escogidos. "Yo no acuso de nada a Lucas pero quienes dicen que se 'inspiró' en él tienen toda la razón", asegura el editor Luis García Prado.

Aunque lo de los episodios es un lío, lo cierto es que en La guerra de las galaxias. (Episodio IV), la primera de la saga que fue estrenada en mayo de 1977 y convertida en la segunda película más taquillera de la historia, Lucas cuenta cómo un ranchero de "un mundo agrícola" se une a una princesa para encontrar juntos "un mundo rebelde". Es decir, lo mismo que se cuenta en Polvo de estrellas, la novela que publicó Asimov en 1951, cuando Lucas era un adolescente.

Entonces, Asimov, un doctor en Química, decide dedicarse a escribir ciencia ficción a tiempo completo, y comienza a publicar novelas, porque hasta entonces sólo había escrito cuentos, y entrelaza los argumentos de todas ellas para que sean la puerta de otras futuras.

En España se podían encontrar las novelas de Fundación, que nunca han estado descatalogadas, pero las previas a ellas estaban fuera de la circulación desde hacía 15 años. Pero si las cuatro obras de Fundación se basan en la decadencia de un imperio galáctico, "la pregunta es cómo se ha llegado a eso", argumenta el editor para justificar su tesis.

Las novelas de Trilogía del Imperio son las que dan "la explicación", porque van trazando la expansión humana por la galaxia, con pequeños imperios diseminados y en la última se habla ya de un gran imperio, "de forma que el escenario queda listo para que comience Fundación, que es la decadencia", asegura.

Polvo de estrellas, Las corrientes del espacio y Un guijarro en el cielo son las tres novelas que Bibliópolis ha decidido reunir ahora bajo el título de Trilogía del Imperio. Asimov, que tuvo fama como científico liberal y poco dogmático, crea en esos libros no solo un gran espectáculo galáctico, casi pirotécnico, sino que refleja en las tres situaciones de opresión.

En la primera cuenta que hay un imperio oprimiendo a otros mundos y eso es posible gracias a la existencia de "un viejo documento" que es la Constitución de Estados Unidos. En Las corrientes del espacio la historia gira en torno a un planeta sometido por otro, en una situación absolutamente colonial, que recuerda a la de la India sometida por los británicos. Por último, en Un guijarro en el cielo, la Tierra es un terreno secundario, sin estatus, "muy parecido al estado de Israel", según García de Prados.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios