"Gerardo Diego era un poeta montañés en Andalucía"

  • La vicepresidenta de la Fundación Gerardo Diego, hija mayor del escritor de la Generación del 27, acude hoy a la clausura del congreso en Filosofía y Letras

Comentarios 0

Una leyenda pervive a través del tiempo mientras haya alguien que la recuerde. A las 13.30 horas, está previsto que la vicepresidenta de la Fundación Gerardo Diego, Elena Diego, clausure el congreso de quien ella recuerda con un simple y a la vez grandioso nombre, su padre.

Memoria del 27. La recuperación del 'Panorama Poético Español' de Gerardo Diego navega por la poesía tradicional y vanguardista del memorable cántabro, autor clave de la segunda década del siglo XX. De ahí que sea uno de los más complicados de situar en una línea creativa concreta. Él, simplemente, es poeta.

El grupo de estudios de Literatura Española Contemporánea de la UCA (P.A.I. HUM-330) culmina esta mañana tres jornadas en las que el pulso ha estado sobre la recuperación de esta revista literaria, ideada por Gerardo Diego, perteneciente a la prolífica Generación del 27. De ésta, cobran fuerza otros nombres como Pedro Salinas, Jorge Guillén, Antonio de Lara, Federico García Lorca o Dámaso Alonso, entre una lista de más de cincuenta literatos.

Ochenta años después de la reunión fundacional de estos escritores, el equipo investigador de la Universidad de Cádiz considera "de vital importancia para las letras españolas la conmemoración de aquella fecha". El catedrático de Literatura Manuel Ramos Ortega apoya esta idea con una retrospectiva sobre el poeta de Versos Humanos.

Gerardo Diego (1896-1987) nació en Santander. "Pero se sentía montañés a su modo, muy andaluz", desvela el catedrático en un comunicado. De su identificación con la tierra, dejó legados escritos como su libro de poemas El jándalo (Sevilla y Cádiz).

El mes de diciembre marca también un aniversario difícil de olvidar, el nacimiento del ilustre portuense Rafael Alberti, que este domingo, día 16, habría cumplido 105 años. Sus trayectorias creativas coincidieron en más de una ocasión, como en 1927, cuando ambos poetas obtuvieron el Premio Nacional de Literatura. Las relaciones entre la Fundación Rafael Alberti y la entidad en memoria de su contemporáneo Gerardo Diego se tornan paralelas en su faceta institucional, mediante la salvaguardia de la herencia lírica de esta formación del siglo XX. Funcionan como casas abiertas a la poesía y al pueblo, con las que pretenden difundir la obra y la investigación en torno a este destacado momento en la literatura española.

Manuel Ramos Ortega ha coordinado este congreso con la colaboración de José Jurado Morales, Ana Sofía Pérez-Bustamante Mourier y Rosario Martínez Galán, todos ellos integrados en la plantilla de docentes de la UCA. Contextos literarios, producción y géneros ocuparon las primeras ponencias, concentradas el pasado miércoles 12 de diciembre.

Al día siguiente -jueves- el profesor de la Universidad de Extremadura José Luis Bernal y el doctor Francisco Javier Díez de Revenga, de la Universidad de Murcia, aportaron conocimientos en torno a la literatura radiofónica en la España de posguerra y la presencia lírica en este formato durante dicha etapa.

El director del Centro Cultural de la Generación del 27, Julio Neira, ilustra también su particular visión del artista, a quien Ana Sofía Pérez Bustamante define como un hombre que "transubstanciaba la realidad, elevándola a un plano superior con la poesía". Las ideas concluyentes de este estudio servirán para hacer una edición anotada del Panorama Poético Español, la revista radiofónica que guió Gerardo Diego desde 1947 hasta 1978, donde desgranaba para una audiencia hispanoamericana la valía de algunas figuras destacadas de las Bellas Artes en el exilio y en España.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios