Del Guadalete a la baja California

  • Los veteranos portuenses Sincopao registrarán su primer disco en México

Vienen de lejos. Son amigos. Tocan por gusto. No tienen prisas. Salvador Vélez, José Luis Algaba y Mario Bocanegra, con más de veinte años de escenarios y cuartos de ensayo a sus espaldas, viajarán el próximo año a México para dar rienda suelta a los temas elaborados bajo el signo de Sincopao, la formación que nació tres años atrás de la escisión de Omni, que continúan por su lado, y de la memoria de multitud de bandas pioneras. El trío, que toca en comandita desde 1984, cuando surgieron con el nombre de Alquimia, ha participado en proyectos tales como Culto Azul, los flamenquitos Ndikela, Salsalajillo, Estratos, Indiana, Omni y Cast.

Precisamente, miembros de la torre de Babel musical denominada Cast han convidado a Sincopao a grabar a México.

Del tirón. "Tras salir de Omni nos tomamos las cosas con tranquilidad", apunta José Luis Algaba. "Trabajamos los temas con paciencia, buscamos la variedad de ritmos y estilos, la inspiración pausada, y hacemos lo que nos gusta". A estas alturas de la vida, ganándose las lentejas en otros menesteres, la música se transforma en bálsamo, en necesidad y en afición a la par. Rock andaluz, jazz latino, flamenquito pero sin pasarse, ritmos étnicos, Sincopao practica la falta de prejuicios.

"Nos vamos en marzo, quizá en plena Semana Santa. Cast, el grupo liderado por Alfonso Vidales, nos ha invitado a grabar en unos estudios de la Baja California. Todo surge a raíz de nuestra participación en Mexicalia, y en el intercambio con Cast, que también han visitado Cádiz. Desde que nos conocimos hubo conexión". Energía positiva y frutos de la experiencia. Antes de viajar a México, Sincopao tocará en Jerez y en la sala Siroco de Madrid. En estos días agridulces, que han visto a la familia Algaba perder a una hermana de José Luis y Leo, también músico, a la sazón pianista, "se trata de acumular buenas vibraciones, de pasarlo bien y de dedicárselo a Irene". Dedicarán el disco a Irene Algaba. La mayoría de temas han sido compuestos por Salvador Vélez, que "cada vez escribe mejor", según José Luis, quien firma otras piezas integradas enel proyecto Crónicas del viento. Plenamente compenetrados, y unidos por dos décadas de luces y sombras, estos portuenses, hijos del boom de natalidad de los años sesenta, sólo pretenden tocarle la fibra sensible a este siglo implacable.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios