La Junta, "satisfecha pero no eufórica" tras el fallo de Odyssey

  • El juez de Tampa (Florida) ha fijado la fecha límite del 5 de marzo para que la empresa estadounidense informe a España de la localización y carga del pecio

Comentarios 4

El presidente andaluz, Manuel Chaves, considera la decisión de un juez de Tampa (Florida) de ordenar a la empresa Odyssey que suministre información al Estado español sobre el tesoro encontrado el 18 de mayo de 2007 "un paso importante" para las aspiraciones de España de recuperar el hallazgo. Chaves declaró ayer que se trata de "un paso importante y, aunque no el definitivo, positivo para las aspiraciones de España para la posible devolución de los tesoros del Odissey".

Según el presidente andaluz, la decisión del juez de Tampa "ha venido a dejar absolutamente claro que la empresa norteamericana tiene la obligación de informar al Gobierno español del lugar exacto donde encontró el tesoro".

Para Chaves, "esto puede ayudar mucho a una solución definitiva del caso" y, añadió, "aunque sea un primer paso, es un paso importante que viene a dar la razón al Estado español".

Por su parte, la consejera de Cultura, Rosa Torres, aseguró que el Ejecutivo autonómico está "satisfecho", aunque "no eufórico", ante la decisión que obliga a Odyssey a facilitar en el plazo de 14 días a España la localización exacta del pecio y su nombre, así como un informe detallado sobre la carga. Torres resaltó que la decisión del juez respalda los argumentos por los que "nunca se autorizó a Odyssey" a desarrollar la operación denominada por ellos mismos Cisne Negro.

La justicia norteamericana, según se hizo público este jueves, ha fijado la fecha del 5 de marzo para que vuelvan a presentarse las partes ante el Tribunal y, así, comprobar que la información facilitada por la empresa norteamericana en dicho plazo corresponde a lo pedido por España. El 18 de mayo de 2007 la compañía Odyssey Marine Exploration anunció que había transportado un cargamento de monedas a los Estados Unidos procedente de la operación Cisne Negro. Entonces se negó a otorgar ningún tipo de información sobre la identidad del pecio o pecios objeto de esa extracción o de la localización exacta, aunque aseguró que se había producido en aguas internacionales. El Ejecutivo español sospecha que ese tesoro estaba hundido en sus aguas, o pertenecía a uno de sus antiguos galeones que llegaban cargados de oro y plata de sus colonias en América.

"Odyssey mantuvo en secreto el sitio del hallazgo porque hay verdaderos piratas que quieren ir a la zona, excavar a ver qué encuentran y dejar destrozos", dijo ayer el abogado Allen von Spiegelfeld, que representa a Odyssey en el juicio con España. Y mientras, el gobierno peruano aguarda a que se esclarezca el hallazgo del Cisne Negro para saber si ese tesoro de oro y plata fue extraído en el siglo XVIII de su territorio y, en tal caso, sumarse a la pelea.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios