Mario Marín viaja a los lugares comunes en su última colección

  • l 'No visto' Sala de exposiciones Plus Ultra. Calle Plus Ultra. De lunes a viernes, de 18.00 a 21.00 horas.

Durante estas dos semanas pasadas, el pintor arucitano Mario Marín se ha quitado una espina que tenía clavada desde hace tiempo. Una espina que no quiso ver, pero que finalmente ha ido posicionándose en la 'pole position' de sus inquietudes y compromisos artísticos.

"Desde hace ya algún tiempo, venía acabando obras que no encajaban con las series que ese momento determinado estaba trabajando. Una vez que he tenido un número apropiado de estas 'inapropiadas' obras, he decidido mostrarlas bajo una colección titulada 'No visto'.

'No visto' se ha dejado ver en la sala de exposiciones de la Fundación Cajasol. Allí Mario ha desplegado una serie de cuadros donde su concepción, a la hora de plantearlos, hasta su visión final, se antojan diferentes.

"He querido mostrar la realidad desde otro ángulo. Desde un distinto enfoque, desde una perspectiva que captara lo que pasa desapercibido para la gran mayoría".

L a parte trasera de una gasolinera; los aparcamientos de una gran superficie comercial; una bajada de minusválidos; una atracción callejera para niños... lugares cotidianos, cercano, próximos... presentados "sin grandes pretensiones retóricas ni metafóricas.

Sólo he intentado rendirle un homenaje a esos lugares comunes, muy próximos a todos nosotros", prosigue Mario Marín, desvelando el nexo común de esta, su última colección: la ausencia deliberada de rostros humanos.

Rostros ocultos tras caretas de héroes infantiles, o simplemente perdidos en otros ángulos descartados por este artistas. "Los seres humanos somos más que una simple cara bonita", apostilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios