Morao y Gaztelu inauguran el ciclo 'Presencias flamencas' en el campus

  • El maestro jerezano de la guitarra ofrece una noche muy 'flamenquita' de las que hacen historia a lo largo de una interesante entrevista con anécdotas y curiosidades de su extensa carrera profesional

Comentarios 1

El maestro de la guitarra flamenca Manuel Morao ofreció el pasado jueves en el campus de Jerez, en La Asunción, una noche muy 'flamenquita' de las que hacen historia, ya que de eso se tratara: de la historia, de la vida y de la obra del popular artista de Santiago, el que a lo largo de su vida ha conseguido grandes logros con el flamenco jerezano. El acto estuvo muy bien dirigido por el escritor y poeta José María Gaztelu, el que entrevistara con cierta maestría al primer invitado de estas agradables noches de 'Presencias Flamencas' que han sido organizadas por el Aula de Flamenco de la UCA y patrocinadas por la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco. Manuel Moreno Jiménez, 'Manuel Morao', nos hacía recordar esos principios activos de su carrera como profesional de la guitarra, aunque nos confesara que desde muy joven le gustaba ejercer la práctica del baile y cante, bajo la inspiración que heredara de su familia y la de los vecinos de su barrio de la calle Nueva como parte integrante de aquellos que se asentaran en los arrabales de Santiago allá por siglos XVI y XVII algunos de esos gitanos de Jerez.

Este destacado alumno de Javier Molina que ha recorrido el mundo durante quince años con el Ballet Español de Antonio Soler y ha acompañado a las grandes figuras del cante como Antonio Mairena, Niña de los Peines, Tomás Pavón, Manolo Caracol, Lola Flores, La Paquera de Jerez y otros de bastante solvencia flamenca, se encontraba esa noche muy feliz al estar rodeado de grandes amigos y de profesionales del mundo de la guitarra y del cante. Con destreza hizo un bello recorrido sobre su obra artística, los lugares donde ha desarrollado su arte, los encuentros con los artistas de su tierra donde destacara a Fernando Terremoto, Tío Borrico, Mojama, Tía Anica, La Pompi y otros que él ha acompañado en infinidad de ocasiones dentro y fuera de nuestras fronteras.

Morao siente el flamenco y sobre todo la pureza del cante, el que suele distinguir como 'cante gitano'. Salpica su amena charla con simpáticas anécdotas y curiosidades, como la de esa guitarra que posee con la firma de Picazo. Su trabajo siempre ha sido constante y ha organizado grandes eventos en beneficio de nuestra cultura flamenca, y se demostró dolido por esa marginación vivida en su momento por culpa de un alcalde de Jerez durante 25 años, pero muy satisfecho quedaba por el brillante acto y por esa admiración y respeto que siempre le ha profesado su público, ese que una vez le brindara uno de los mejores aplausos de su carrera profesional y artística. ¡Enhorabuena maestro!.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios