CINE

Nueva York bajo el terror del monstruo

  • J.J. Abrams produce un nuevo film apocalíptico en la Gran Manzana, 'grabada' por los protagonistas de la historia

Comentarios 0

Los datos son demoledores: las salas de cine españolas perdieron 20 millones de espectadores el pasado 2007. Pero se consume más celuloide que nunca, gracias a los DVD y a la piratería informática. Parece que Internet va a ser la tumba del cine tal y como lo hemos conocido hasta ahora, pero no hay que ser pesimistas. Seguro que ambas industrias llegarán a un acuerdo, aunque sea mediante descargas legales. Pero ya hay algunos visionarios que se han dado cuenta de que la red de redes puede ser un poderoso aliado si se sabe usar bien. Esto es lo que ha hecho el productor J.J. Abrams, el cerebro de las series Felicity, Perdidos y Alias, y director de la tercera parte de Misión imposible.

El caso es que el pasado verano apareció un misterioso trailer en Internet. En él se veía unas realistas escenas de Nueva York filmadas cámara en mano como si estuviese siendo atacada por un monstruo. El segmento acababa con el nombre de J.J. Abrams. Eso propicio debates en la blogsfera y en los foros. ¿Era una película, una nueva serie, tal vez un adelanto de la nueva temporada de Perdidos? El productor supo que una buena discusión en la red y la utilización de plataformas como YouTube para promocionar películas ayudaría a vender su proyecto. Además se trataba de una estrategia empresarial. Abrams ha decidido apostar por la campaña en Internet y no invertir en los formatos tradicionales de publicidad, con lo que se ha ahorrado una pasta. El productor supo aprovechar el camino abierto en 1999 por El proyecto de la bruja de Blair, uno de los bluffs más considerables de la Historia del Cine, dicho sea de paso. Poco a poco se fue desvelando el misterio del trailer. Se trataba de un film llamado Cloverfield (en España tan poético título, que sería algo así como Campo de tréboles, se ha sustituido por Monstruoso), contaba cómo un monstruo tipo Godzilla atacaba Nueva York, de nuevo el centro de todos los terrores contemporáneos, y se estrenaría en Estados Unidos el 18 de enero de 2008, dos semanas antes que en España. La táctica dio resultado, pues Monstruoso fue líder de taquilla el fin de semana de su estreno.

El proyecto nació hace un par de años de la calenturienta imaginación de Abrams en Japón. Mientras promocionaba en el país del sol naciente Misión Imposible III se quedó mirando un muñeco de Godzilla en un escaparate. Pensó en hacer una película donde un monstruo similar ataca Nueva York. Abrams olvidó convenientemente que en la versión americana de Godzilla de 1999 ya se atacaba la ciudad de los rascacielos, pero en fin. Consciente de que necesitaba el secreto para su proyectada campaña en la red Abrams rodeó los preparativos y el rodaje de un obsesivo control. El director elegido fue Matt Evans, habitual televisivo que conoció al productor al rodar episodios de Felicity. Los actores son un grupo de ilustres desconocidos. Todo el equipo firmó cláusulas de confidencialidad y los guiones estaban controlados, en papel rojo para que no se fotocopiasen con marcas especiales para detectar el origen de las posibles filtraciones. Así el filme costó 18 millones de dólares, muy poco para una gran producción de Hollywood.

Gracias al estreno americano sabemos algo más de Monstruoso. Como que está contada a través de lo que filma uno de los protagonistas con su cámara doméstica, en plan reportaje televisivo. Jaume Balagueró y Paco Plaza, los directores de [REC], deben estar muy satisfechos de que el cerebro de Perdidos haya tenido la misma idea que ellos. También sabemos algo de la trama. Un grupo de amigos le da una fiesta sorpresa a uno de ellos que se marcha a Japón. La velada se interrumpe con un terremoto. Luego hay una explosión y se apagan las luces de Nueva York. Es el principio del ataque de una monstruosa criatura que implica a la pandilla.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios