El Parque de las Ciencias, 4 años después

  • El equipo de arquitectos entregará el edificio en marzo para que la cuarta fase pueda inaugurarse en el mes de mayo

La fecha de apertura de puertas de los nuevos pabellones de la cuarta fase del Parque de las Ciencias se prevé para mayo. A finales de febrero o principios de marzo el equipo de arquitectos de Carlos Ferrater entregará el edificio. Con la construcción lista, sólo queda instalar los proyectos museográficos, un proceso que se prolongará durante unos dos meses.

Uno de los integrantes del equipo de Carlos Ferrarter, el arquitecto Eduardo Jiménez Artacho, adelantó estos plazos ayer a este diario y explicó que el proyecto arquitectónico está ya prácticamente finalizado. "Ahora estamos trabajando en los últimos retoques de los revestimientos exteriores y se está limpiando el interior de los edificios. También comprobamos el acabado de las instalaciones y se está procediendo a su puesta en marcha".

Habrá que esperar algo más para ver completa la cuarta fase del proyecto de ampliación del Parque de las Ciencias. Y el Biodom, el pabellón que sobresale del macizo constructivo de la edificación como un brazo que rodea el Parque de los Sentidos, todavía tendrá que esperar más tiempo para su finalización.

En esta área expositiva concebida como una inmersión de espacios relacionados con el medio ambiente de Andalucía aún "están pendientes de definición sus contenidos expositivos", según señaló Jiménez Artacho. Por ese motivo es la zona de las obras "más retrasada" en la que aún se está trabajando "en la envolvente: cubiertas, tratamientos...".

Habrá que aguardar también un par de años para ver en todo su esplendor El bosque de los Sentidos. "Estamos ultimando los exteriores. Todos los árboles que se van a plantar están ya aquí, y ya hay muchos plantados, pero, como es lógico, se tendrá que esperar dos o tres años para que el jardín alcance su estado final". Este bosque reforzará la presencia vegetal y las propuestas relacionadas con la naturaleza. Además, será un lugar para experimentar, aprender, descansar y relajarse, con la vegetación y el agua como protagonistas.

Lo que está ya casi listo y solo a la espera del mobiliario -que se ha adjudicado por concurso a otra empresa independiente del estudio de Ferrater-, así como del contenido científico que se exhibirá, es el edificio principal del recinto, una "caja enigmática" como la definen los arquitectos y que engloba a varios pabellones.

Entre ellos está el pabellón 1, de exposiciones temporales y usos múltiples, acogerá contenidos de Transporte, Ciencias del Deporte, Tecnologías para el Conocimiento y la Comunicación, Historia de la Ciencia y la Técnica, Arqueología, Biología, Nuevas Tecnologías, Astrofísica o Geografía. "Este pabellón, como el 4 o el de Al-Ándalus, posee condiciones museísticas extremas, con control de humedad y temperatura, y se adapta para albergar cualquier contenido expositivo", detalla Jiménez Artacho, quien destaca que una muestra sobre la Antártida será la encargada de inaugurar el pabellón.

El pabellón 4, Tecno-foro y Observatorio de las Nuevas Tendencias, consta de dos plantas y estará dedicado a Foro tecnológico: escaparate permanente de los Parques Tecnológicos de Andalucía, las nuevas patentes, el I+D+I del sistema de investigación e innovación.

El pabellón 2, de Ciencias de la Salud, estará dedicado a la difusión del conocimiento actual sobre el cuerpo humano, la biomedicina, los trasplantes... Dispondrá de un espectacular anfiteatro científico o sala de disección y demostraciones anatómicas.

El Pabellón 3, de Cultura y Tecnología de la Prevención, es un espacio innovador dedicado a las nuevas tecnologías de la comunicación. Y el de Al-Ándalus albergará el área expositiva destinada a difundir el legado científico-tecnológico y la civilización de al-Ándalus mediante una rica exposición permanente y la realización de actividades, encuentros, seminarios, muestras temporales, investigación o publicaciones.

También están muy avanzadas las obras en otro de los espacios del Macroscopio, la Galería Cultural, que acogerá las zonas de gestión y formación del Parque. La galería estará dotada de una biblioteca-hemeroteca con área de lectura asomada a los jardines; una mediateca científica, una sala de fotografía, una tienda especializada, un cibercafé, tres microcines, y un auditorio de usos múltiples que incluirá un cine de gran formato. Esta galería estará abierta al público granadino, sin necesidad de pagar la entrada del recinto, así como los Jardines del Río, que se extienden ante su fachada y también están prácticamente listos. Tanto es así, que anoche mismo fueron objeto de la primera prueba de iluminación nocturna.

Quedan aproximadamente otros dos meses de pruebas para confirmar la finalización del ambicioso proyecto arquitectónico de más de 25.000 metros cuadrados construidos y cuya ejecución se ha prolongado durante más de cuatro años.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios