Reabre sus puertas el Museo de Bellas Artes de Granada

  • Valorada en 3,8 millones, la reforma se ha centrado en el Palacio de Carlos V

El Museo de Bellas Artes de Granada, que acoge las piezas más singulares del arte granadino desde el siglo XV hasta la actualidad, reabrió ayer sus puertas tras cinco años de obras de reforma y acondicionamiento efectuadas en sus salas del Palacio de Carlos V de la Alhambra.

Dependiente del Ministerio de Cultura, que comparte su titularidad con la Junta, el Museo de Bellas Artes de Granada, que este año celebra 50 años de su ubicación en el Palacio de Carlos V, fue cerrado temporalmente a finales de 2003 para acometer obras de climatización y adecuación museográfica.

La reforma, valorada en 3,8 millones de euros, ha sido una actuación "delicada", subrayó ayer el ministro de Cultura, César Antonio Molina, quien recordó que "nos encontramos en el Palacio que el arquitecto Pedro Machuca trazó para complacer el deseo de Carlos V de trasladar su residencia virtual al lugar donde había pasado días felices recién casado con Isabel de Portugal".

"Un lugar de estas características exige un respeto especial y así lo ha tenido en cuenta el arquitecto granadino Antonio Jiménez Torrecillas", autor tanto del proyecto de acondicionamiento que se acometió para dotar a los espacios expositivos de la imprescindible climatización y de una nueva iluminación como del proyecto museográfico, indicó Molina.

Así, la intervención ha valorado las cualidades esenciales del espacio arquitectónico y, especialmente, la relación con el entorno de la Alhambra "ahora muy presente al haberse recuperado la diafanidad de los ventanales", ha precisado.

La disposición de las colecciones, que sigue el programa redactado por el equipo del museo, encabezado por su director, Ricardo Tenorio, pone de relieve "la singularidad del arte en Granada y la de Granada en el arte, es decir, cuál ha sido la evolución del arte en esta ciudad desde finales del siglo XV y qué ha aportado esta ciudad como centro artístico de primer orden a la historia de la pintura y la escultura", apuntó el ministro.

Por su parte, el director de Museo de Bellas Artes de Granada, Ricardo Tenorio, explicó que su reapertura "permitirá a los granadinos reencontrarse con su patrimonio". Para Tenorio, lo más complicado del proyecto arquitectónico ha sido "respetar la estructura original" y del proyecto museográfico "hacer una selección coherente y ordenada" que siempre implica "dejar fuera alguna obra que, por cuestiones discursivas, no tienen cabida".

Entre las piezas más destacadas del Museo, señaló una tabla atribuida a Pedro Machuca, del siglo XV, desconocida hasta ahora y que ha sido restaurada, así como obras de Alonso Cano, del XVIII y de Gómez Moreno del XIX.

En cuanto a la sala de temática granadina, destacó obras de pintores como Santiago Rusiñol o Mariano Fortuny.

La sala de exposiciones temporales, por su parte, se inaugurará con una muestra sobre la moda del siglo XIX el próximo febrero, a la que seguirán una sobre el Grupo Gallo, organizada por el Patronato de la Alhambra, y otra con motivo de la conmemoración del 50 aniversario de la ubicación del Museo en el Palacio de Carlos V.

Fundado en 1839, el Museo de Bellas Artes de Granada es uno de los más antiguos de España. Fue alojado en varios edificios históricos de la ciudad, como el Convento de Santa Cruz o la Casa de Castril, hasta que, en 1958, se ubicó definitivamente en el Palacio de Carlos V.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios