Sánchez Muros recupera sus viajes en forma de crónicas de una emoción

  • El escritor presenta 'Memorias de siete leguas', un libro con el que comienza su andadura la editorial Serendipia y que recopila sus relatos de viajes publicados durante cuatro años en la revista 'Grapa'

Viajero impenitente, Carmelo Sánchez Muros se vio obligado a guardar reposo durante unos años. "Enclaustrado en casa", su imaginación voló por la geografía de su memoria para evocar los recuerdos de viajes pasados. De itinerarios imaginados salieron los artículos que durante cuatro años publicó en la revista Grapa, anteriormente conocida como El Lunes. Esos textos aparecen recopilados en el libro que ayer presentó en la librería Picasso: Memorias de siete leguas.

En ese itinerario Carmelo Sánchez Muros ha contado con el apoyo de la editorial Serendipia, que ayer arrancó su viaje con la publicación de este volumen. Jorge Talavera, editor de Grapa, se encuentra también al frente de esta nueva empresa de publicaciones granadina. "Pedimos su colaboración para lo que en principio iba a ser una sencilla sección de turismo, pero cuando vimos la calidad de los artículos, en los que Carmelo ha sabido combinar el tema de viajes con la profundidad literaria, se decidió reunirlos en un libro", cuenta Talavera, quien afirma que "se necesitaba un nombre que fuera una referencia de calidad para comenzar la andadura de la editorial". El reconocido escritor granadino se muestra entusiasmado con el libro, que presenta un original formato con el que se emula una colección de postales. "Elegí este diseño porque los relatos son como postales que Carmelo Sánchez Muros enviase desde los lugares que elige".

El escritor se encargó de la selección de artículos y de su organización, 49 en total, que decidió organizar en capítulos "aprovechando la magia del número". Así, estructuró el volumen en siete capítulos de siete textos cada uno y agrupados siguiendo un criterio temático, y no cronológico.

Para Sánchez Muros es una suerte que los artículos, que define como "crónicas de una emoción", se reúnan en un volumen en vez de encontrarse dispersos en hojas sueltas. Según el autor son textos de "prosa poética" en los que evoca "una emoción sobre un momento determinado, una vista en concreto". Además de recordar sus impresiones, Carmelo Sánchez Muros incluye a veces referencias culturales e históricas "para situar el lector".

Para Sánchez Muros, cuyos primeros textos aparecieron en Poesía 70 y desde entonces ha publicado numerosos cuadernos y monografías, escribir los textos que se encuentran recopilados en Memoria de siete leguas no sólo fue "una gran ayuda en el tiempo en el tiempo del reposo", también un ejercicio de estilo, "porque la disciplina de la publicación obliga a condensar todo en 160 palabras".

Con las notas recopiladas en sus viajes por todo el mundo y repasando las fotos, el autor de Doce poemas de caza mayor y una elegía es capaz "de trasladar al lector a un país o a una época histórica en un relato muy breve", según afirma su editor.

Con una prosa tan sutil y sensible como su autor, Memorias de siete leguas es una puerta abierta que conduce a ciudades como Keková (Turquía), Maidum (Egipto), Petra (Jordania), Naqsh-e-Rustan (Irán), Sarnath (India), San Juan Chamula (México), La Madeleine (Francia)... hasta un total de 49 enclaves en los que perderse con la imaginación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios