Silencio, el maestro graba

  • El decano del rock granadino ultima en los estudios Producciones Peligrosas la grabación de su cuarto disco, donde se acerca a los sonidos más típicamente americanos para envolverlos de poesía

Comentarios 0

Ya (casi) hay nuevo disco. La cosecha de canciones está terminada, tan exquisita y sabrosa como el maestro acostumbra, y a la espera tan sólo de cerrar la grabación de varios acordes con los teclados y la voz de algunos temas para pasarlos directamente a la mesa de mezclas. Si todo sigue las fechas previstas, el cuarto álbum en solitario de José Ignacio Lapido estará en la calle a mediados del próximo mes de marzo, dispuesto entonces a dejarse saborear lentamente y a volver a convertirse en el mejor de los refugios de quienes disfrutan con la música.

Aún no tiene título, pero ya suena endiabladamente bien. Desde el pasado 12 de noviembre, Lapido y los suyos han tomado los estudios Producciones Peligrosas como cuartel general y, encerrados allí mañana y tarde, buscan incansablemente la forma de hacer que sus instrumentos se retuerzan al ritmo que marca el rock'n'roll de los trece nuevos temas -"no tenemos miedo a la mala suerte", bromean- que formarán parte del álbum.

"Nunca pienso en una idea central que dé sentido o unidad al disco. Volverá a ser una colección de canciones, la nueva cosecha de los temas que he ido sacando en los ensayos y durante la gira", explica Lapido.

El nuevo álbum comparte con sus predecesores (Ladridos del perro mágico, Música celestial y el reciente En otro tiempo, en otro lugar) sus curiosos métodos de creación. Pegado al piano y a la guitarra en casa y envuelto en el humo de los cigarrillos, el que fuera líder de 091 deja que las musas le visiten temprano por las mañanas. Si la melodía le parece interesante, improvisa sobre ella una letra a base de frases inventadas en inglés y, si después de todo, el resultado le gusta, se mete de lleno en escribir la letra, la parte más complicada pero en la que el lado poeta de José Ignacio Lapido sabe muy bien lo que se hace. En el nuevo álbum se podrán escuchar títulos como Algo me aleja de ti, Nada malo, Escala de grises, En el ángulo muerto o Nadie supo decirme la verdad. ¿Sus constantes? "Puede que la variedad rítmica y el intento de tocar algunos palos nuevos. Va a incluir temas muy fuertes, muy eléctricos, y otros más a medio tiempo que den un mayor protagonismo a los teclados", adelanta. Además, pero sin la intención de ser ninguna especie de guiño a Bob Dylan (que conste), "algunos ritmos recordarán a los sonidos típicamente americanos de aires folk y country".

En esta nueva aventura no está solo. José Ignacio Lapido cuenta con una banda de 'primera división' integrada por algunos de los nombres más importantes de la escena musical granadina y en la que todos, según coinciden, "van a una". El más veterano en esto de acompañar a Lapido es Víctor Sánchez, guitarrista de grupos como Del Ayo y gran culpable de que la parte eléctrica vaya a tener un peso determinante en este álbum. Junto a él, Raúl Bernal -abanderado del proyecto Jean Paul- se encarga de los teclados y de un Hammond especialmente recuperado para la ocasión para crear la atmósfera más íntima en las melodías; mientras que el peso del ritmo recae en las baquetas de Popi González (Los Ángeles, Four of us...). El último fichaje, el bajista Paco Solana, llegó a la formación hace un año en sustitución del ahora Lori Meyers Sergio Martín, y completa la alineación con su precisión rockera.

"Es muy complicado encontrar una banda de músicos en estos momentos. La situación no tiene todas consigo y es muy difícil formar un equipo de gente buena, que ponga ganas y pasión en lo que hace, y que a veces esté incluso dispuesta a tocar por amor al arte. Lo bueno de esta banda es que todos participamos de los mismos gustos, todos aportamos ideas y tenemos unas preferencias musicales muy parecidas, lo que allana bastante el camino", asevera.

El nuevo álbum será el segundo trabajo de José Ignacio Lapido editado con Pentatonia Records, el sello discográfico que se vio obligado a crear en 2005 para poder "dar salida" a unas canciones -las de En otro tiempo, en otro lugar- que tenían mucho que decir. La aventura, que no deja de tener su parte de hazaña teniendo en cuenta tal y como están las cosas, supuso un plus de esfuerzo a la labor que tiene de por sí la creación de un álbum: "Dejas de ser sólo el músico y te conviertes en todas las personas que normalmente trabajan en esta cadena. Lo que pasa, es que teniendo en cuenta lo mal que está la situación discográfica en estos momentos, era la decisión más coherente. Fue un reto duro, pero al final lo sacamos para adelante y ganamos en libertad y en tiempo para hacer exactamente lo que queríamos".

En el estudio de Peligros, Lapido y los suyos cuentan con José Antonio Sánchez (Matilda) y Carlos Díaz (Eskorzo) como técnicos encargados de arañar el mejor sonido a unas canciones en las que, inevitablemente, "sobrevuela la filosofía" y la particular "forma de ver el mundo" del músico filtradas por un "trasfondo poético".

Lapido no presta demasiada atención a los nuevos métodos de difusión de la música a través de la red y, aunque su página en myspace registra un número altísimo de visitas diarias, confiesa que se la creó un admirador que es quien también se encarga de actualizarla y subir los contenidos. Él, entre la modestia y la sorpresa, observa "alucinado" los comentarios que le dejan seguidores de toda España; pero sus músicos saben cómo se justifica. "Está comprobado, en todas las ciudades hay varios locos que siguen al cien por cien a Lapido", bromean.

La caballerosidad impide a José Ignacio Lapido hacerse "grandes ilusiones" con un disco que llega como "culmen de dos años tocando a tope" y del que espera, sobre todo, poder moverlo tanto en directo como En otro tiempo, en otro lugar. Pero como vive en un permanente estado de creatividad, donde los acordes más difíciles van y vienen a la misma velocidad que las palabras más caprichosas, José Ignacio Lapido se verá obligado a seguir ostentando el título de maestro del rock granadino, y su nuevo disco, el de incendiario de los espíritus más rebeldes.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios