La Tate Modern rinde tributo a Juan Muñoz

  • n arte El museo londinense acoge una retrospectiva con más de 70 piezas del artista hasta el 27 de abril.

Con sus enigmáticas figuras humanas que parecen vivas pero ausentes, Juan Muñoz (1953-2001) alcanzó el cénit de su carrera en la Tate Modern de Londres, que ahora homenajea al escultor español con su mayor retrospectiva en el Reino Unido.

Muñoz mantuvo un especial idilio con la Tate, un museo de arte moderno con el que, según dijo una vez, "todos los artistas del mundo sienten una cercanía emocional", y con Londres, donde estudió arte y hasta trabajó de lavaplatos antes de alcanzar la fama. No en vano, su último y aclamadísimo trabajo, la espectacular instalación Double Bind, respondió a un encargo para ocupar la colosal Sala de Turbinas de la antigua central eléctrica a orillas del río Támesis que alberga a la impresionante galería.

"Aquí aún queda la memoria de Double Bind, que fue su obra más ambiciosa, tal vez la obra cumbre de su carrera. Fue su Capilla Sixtina", dijo ayer el director de la Tate Modern, el español Vicente Todolí, al aclarar que la falta de espacio ha impedido incluir en la retrospectiva esa enorme obra, de 155 metros de largo y 35 de alto.

La exposición, titulada sencillamente Juan Muñoz: Una retrospectiva y muy aplaudida por la crítica británica, incluye más de 70 obras fundamentales del artista exhibidas en catorce salas. La muestra, que podrá visitarse hasta el 27 de abril, abarca sus famosas esculturas e instalaciones, los sonidos y elementos sobre interiores domésticos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios