El eterno Tintín protagoniza el Salón del Cómic de Madrid

Tintín y el Capitán Haddock en persona asistieron ayer a la inauguración del Salón Internacional del Cómic de Madrid, que en su décimo aniversario celebra "una gran fiesta para los amantes del cómic" y pretende superar los 20.000 visitantes, según explicó su director, Emilio Gonzalo. Desde ayer y hasta el domingo, el Pabellón de Convenciones del Recinto Ferial de la Casa de Campo se convierte en punto de encuentro entre los aficionados al noveno arte, 56 autores de prestigio nacional e internacional y expertos y profesionales del sector, representados en los 46 stands editoriales. En los más tres mil metros cuadrados de Expocómic, los visitantes pueden recibir clases de dibujo de autores de la talla de Mark Buckingham, ilustrador de Sandman y Fábula; participar en mesas redondas con Alfonso Azpiri, dibujante de Mot; o adquirir originales y primeras ediciones de clásicos como El Capitán Trueno.

Tintín, el intrépido reportero belga, acudió a la inauguración del salón y aprovechó la ocasión para presentar, junto a su fiel amigo el Capitán Haddock, la exposición Tintín en el mundo de Hergé -que llega a Madrid tras su paso por Gerona- y unos talleres de cómic para jóvenes, organizados por la Fundación Carlos de Amberes con motivo del centenario de Hergé, que se celebra este año. Los personajes de Hergé atrajeron ayer la atención de los numerosos colegiales que visitaban Expocómic, y que aportaban ambiente al salón en una primera jornada con presencia mayoritaria de adultos -por tratarse de la mañana un día laboral-, más interesados en los stands y las exposiciones. Entre éstas, destacan la muestra de láminas originales de Odisea del historietista barcelonés José Martín Saurí, y Bienvenido Mister Marshall una exposición para nostálgicos dedicada a los primeros cómics americanos llegados a España en los años 20, como la revista Mickey, o las historietas de Betty Bootsy y Buck Rogers. Mark Buckingham, uno de los más aclamados dibujantes ingleses por sus trabajos para DC Cómics e invitado estrella de esta edición de Expocómic, también protagoniza una exposición, con viñetas originales de Fábulas.

El artista británico afirma que "adora" el salón y que lo ha visto crecer en sus tres últimas ediciones, a las que acudió "sin dudarlo" cuando los organizadores reclamaron su presencia, pues para él el contacto con el público es "lo más gratificante que puede recibir un creador", según dijo. Algunas de sus láminas originales están a la venta a un precio que va desde los 20 a los 50 euros, en un stand donde los coleccionistas pueden encontrar obras de otros autores presentes en Expocómic, con precios que llegan hasta los 700 euros, en el caso de una espectacular splash page dibujada por Parks y Hesker para el cómic Ant-Man. Otra joya para coleccionistas que se exhibe en los stands del salón es la serie Flechas y Pelayos, un tebeo propagandístico de 1938 del régimen franquista disponible por 400 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios