Patrimonio

El convento marbellí de La Trinidad tendrá uso cultural

  • Tras una excavación en la que se halló una necrópolis musulmana, pronto se realizará una segunda intervención

Comentarios 0

Los pasajes más olvidados de la historia de Marbella van recuperándose gracias al esfuerzo de las administraciones públicas. Tras años de total abandono, el Ayuntamiento ha decidido salvar de la ruina el antiguo convento de La Trinidad, un inmueble que data del siglo XVI, para convertirlo en un espacio cultural. Después de permanecer cerrado a cal y canto durante décadas, la comisión gestora realizó una primera excavación arqueológica, que resultaba obligatoria para poder rehabilitar el edificio. Al encontrarse restos musulmanes de interés y una necrópolis en el subsuelo, la Delegación de Cultura ha decidido que se haga una segunda prospección en la parte pendiente, es decir, en una parte del claustro y en la antesala de la capilla de Santa Catalina, uno de los pocos vestigios góticos que se conservan en la provincia de Málaga. Para estos trabajos, el Consistorio ha destinado una partida presupuestaria de 9.800 euros, aunque éstos no comenzarán hasta que la Dirección General de Bienes Culturales, órgano dependiente de la consejería de Cultura, conceda los permisos para la exploración, según explica la concejala de Cultura y Enseñanza, Carmen Díaz.

Mientras tanto, el Ayuntamiento continúa redactando el proyecto que permitirá la recuperación de La Trinidad, situada junto al Museo del Grabado Español Contemporáneo (MGEC) y el lienzo sur de las murallas del Castillo, la alcazaba árabe que se sitúa en pleno corazón del casco antiguo. Los responsables municipales confían en que la propuesta de rehabilitación esté finalizada durante este año, ya que el estado ruinoso del convento tendría "sentencia de muerte" si los expertos no actúan con cierta premura. De momento, la consejería de Turismo y Deportes ha reservado una partida de 300.000 euros, dentro del Plan de Excelencia Turística de Marbella, para la obra que convierta esta joya gótica en un escenario cultural donde tengan lugar exposiciones, conferencias u otro tipo de actos.

En su empeño por poner en valor este edificio propiedad de los trinitarios hasta mediados del siglo XVIII, la delegación de Cultura organizó la semana pasada unas jornadas de puertas abiertas para que los interesados en la historia de Marbella conociesen este rincón que esconde restos de un claustro y una capilla de pequeñas dimensiones, cuya cúpula se encuentra ennegrecida porque fue utilizada como panadería durante el pasado siglo. Además, la delegación de Cultura ha ofrecido a los centros educativos del municipio la posibilidad de que realicen visitas guiadas a este enclave que fue utilizado como casa de expósitos e incluso colegio durante la Segunda República.

Para que el acercamiento al convento de La Trinidad resulte más didáctico, el Consistorio ha colocado una serie de paneles informativos que dan cuenta de los restos que se han localizado en la primera fase de excavaciones, que estuvo tutelada por el arqueólogo Ramón Hiraldo. La concejala del área recuerda que se han detectado hasta tres niveles de enterramientos y huesos pertenecientes a 14 personas, de las que no se puede determinar el sexo.

En cuanto a los vestigios árabes, los estudiosos aseguran que son trozos de cerámicas que prueban la existencia de un asentamiento musulmán en la zona.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios