Los ecohéroes van en bicicletas

  • l pedalea contra el co2 Nueve universidades andaluzas participaron, de manera simultánea, en un maratón de bicicletas estáticas.

El primer 'tour' contra los efectos del cambio climático echó a pedalear en la mañana de ayer en el Campus del Carmen de la Universidad de Huelva. La primera etapa de la campaña 'Ecohéroes por el Clima' no pudo inaugurarse en un lugar más idóneo en la capital, quizás el único que conecta todas sus instalaciones a través de carriles bici. Otra cosa es que sus alumnos lo utilicen.

Por tal motivo y con el objetivo de concienciar a los universitarios onubenses sobre los beneficios que reporta el uso de la bicicleta, tanto para la salud como para el medio ambiente, la Consejería del ramo organizó, de forma simultánea, en nueve universidades públicas andaluzas un maratón de bicis estáticas entre las diez y las dos de la tarde. Los participantes, a través de antifaces, veían los kilómetros recorridos por cada universidad, además de los beneficios medioambientales que iban suponiendo la distancia recorrida en esas inmóviles bicicletas. Estática metáfora sobre las actuaciones de los diversos gobiernos mundiales para frenar este mal que se nos avecina inexorablemente.

La Universidad de Huelva quedó la tercera recorriendo 183, 33 kilómetros, lo que supondría un ahorro de 495 kilogramos de CO2 a la atmósfera. En total, entre las nueve universidades se realizó un recorrido estático de 30.890 kilómetros. Es decir, que si todos estos estudiantes utilizaran la bicicleta diariamente podría evitarse alrededor de unos 5.560 kilogramos de emisiones contaminantes.

'Pedalea contra el CO2' es la primera de las acciones de difusión en la calle de esta campaña, que pretendía propiciar una sana competitividad entre los estudiantes de las nueve universidades implicadas, para así lograr un mayor número de kilómetros. La universidad ganadora, la Central de Sevilla, será premiada con un parque de 50 bicicletas para sus necesidades.

Además, todos los participantes recibieron un diploma en el que figuran sus datos y el número de kilómetros que ha recorrido por el CO2, camisetas, gorras y un tríptico informativo en el que se detallan algunas prácticas medioambientales cotidianas para que cada cual pueda, en su día a día, contribuir a la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera.

Con gorra, pero sin antifaz, se unieron a esta primera etapa, la delegada provincial de Medio Ambiente, Isabel Rodríguez, y el rector de la Universidad de Huelva, Francisco José Martínez. Tras estar ambos 20 minutos pedaleando recorrieron cada uno 10 kilómetros, evitando así la emisión a la atmósfera de 1,40 kilogramos de emisiones de CO2.

Exhausta por el ejercicio la delegada explicaba que esta campaña pretendía mostrar las acciones que cada uno puede hacer, sin grandes esfuerzos, para paliar las emisiones contaminantes que están provocando un inminente cambio climático. "Una de estas acciones pasa por escoger como medio de transporte la bicicleta. España es el último país europeo en la utilización de este medio de transporte, a pesar de contar con el clima como aliado", apuntaba, a la vez que proseguía difundiendo las siguientes actividades que complementarán esta campaña. En diciembre se montará un belén de hielo, y en enero, todos los recién nacidos vendrán con un árbol bajo el brazo. "Les haremos este particular regalo para que sus padres, plantándolos, aseguren su futuro".

Por su parte el rector, tras alabar la iniciativa y animar a los estudiantes a participar en ella, informó que su universidad es una de las que más llevan a la práctica todas las políticas de medio ambiente a su alcance.

José, José Luis, Elizabeth, Manuel fueron algunos de los estudiantes que participaron en este maratón. Todos coincidieron en señalar que no se está haciendo lo suficiente para frenar el cambio del clima al que nos vemos avocados. Reconocieron que aunque el campus del Carmen cuenta con carriles bici, no practican mucho este deporte, porque ni el resto de la ciudad está tan bien acondicionada para moverse por ella sobre dos ruedas, ni los onubenses están educados para respetar esta medioambiental práctica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios