Un edificio que mejora con los años

  • El Diego Salinas está en pleno proceso de rehabilitación, aunque tuvo un pasado militar por conocerl cuartel militar El antiguo edificio destinado a los militares data de 1774, desde entonces hasta 1995 fue para uso militar.

Comentarios 0

El edificio Diego Salinas, que hoy día es la sede de numerosas exposiciones y actos culturales, además de ejercer de ubicación para diversos cursos de estudios, tuvo un pasado militar, del que hoy sólo nos queda la estructura. Ahora queda la espina dorsal de tres edificios que serán rehabilitados para el aprovechamiento del municipio de San Roque en un futuro.

Cuenta la historia de este pueblo que en 1774 una Real Orden mandó la construcción del cuartel Diego Salinas, con una superficie total de 25.090,54 metros cuadrados. No comenzaron a mover piedras en el lugar hasta pasados tres años, no obstante se creó una fábrica de piedra y barro. La construcción se convirtió en un punto estratégico para el envío de tropas al norte de África.

Pasado más de un siglo se formaron unas nuevas instalaciones en 1902, se usaría para 400 hombres. Cada pabellón se catalogó con nombres de héroes locales: Simón Susarte, Coronel Figueroa y Diego Salinas, éste último fue el gobernador militar que defendió Gibraltar, cuando fue ocupada la plaza por los ingleses.

En 1925 el cuartel ya contaba con 240 hombres más, ocho caballos, 31 mulos y 19 carros. Según las anécdotas de la época, el principal problema que sufrieron los soldados afincados en el cuartel, tuvo relación con la falta de abastecimiento de agua. En un primer momento la captaban de Sierra Carbonera, para más tarde recibir suministro de un manantial situado en la misma sierra.

Por otra parte, es importante destacar la importante relación que existió siempre entre la localidad y el cuartel militar. El primer jefe del Regimiento fue Tomás Hurtado Breganciano, en 1877. También destaca el teniente Torres del Real, que fue uno de los militares que tomó parte activa, en la resistencia de los comienzos de la Guerra Civil española. Ya en el siglo XX, el cuartel consiguió la ejecución de numerosas obras en su interior.

El regimiento Pavia 19 fue el último en ocupar las dependencias de este cuartel que cerró sus puertas en 1995. El cual fue sede de muchos sanroqueños que cumplieron el servicio militar obligatorio. La despedida del último regimiento del cuartel, celebrada en la Alameda Alfonso XI, fue un acto muy especial.

En la actualidad, hay un bloque en uso, otro de los edificios será destinado para la Universidad Popular y el tercero será para el futuro Palacio de Justicia.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios