"Los españoles no sabemos digerir nuestra historia"

Un arabista reconocido que quiere 'quitar hierro' al Día de la Toma. ¿Incongruencia? Para el profesor Emilio de Santiago, que ayer recibió el premio Granadillo del 2 de enero, "una controversia de esta índole sólo es posible en un país como España".

-¿Qué le sugiere un premio que lleva en su título la fecha del 2 de enero?

-Este premio me gustó porque tenía algo de entrañable, algo de, como decía el poeta, sentimental, sensible y sensitivo. Me pareció que no era el típico galardón sino algo sencillo, casi vegetal. Además tampoco servía para alimentar esta estúpida controversia entre pros y contras de la Toma de Granada, que no deja de ser una desinformación histórica notable. Es una sempiterna dolama de los españoles, no saber digerir su propia historia. Pero en la historia hay de todo y la historia no está a gusto nuestro salvo cuando es manipulada. Hay aspectos en la historia notables, heroicos, y hay otros que son justamente lo contrario, pero que igualmente forman parte del tiempo, que es el único capital de los humanos. Una controversia de esta índole sólo es posible en un país como España. Es la tozudez de la impertinencia.

-¿Progresismo mal entendido?

-Tampoco se progresa. Es detenerse en un tiempo oscuro, sin aclarar. Para eso estamos los especialistas. Yo no me meto en una operación de pulmón. En lo que soy entendedor doy mi opinión. Y éste es el caso.

-¿Quizás con el complemento de la Fiesta de las Culturas se ha encontrado el modelo idóneo?

-Jamás ha molestado el Día de la Toma. Desde mi niñez, la mayoría de las personas que iban a festejar este día no sabían quién era Boabdil. Incluso esos gurús que tanto hablan desconocen que en el momento de la toma estaba más que derruido todo. En la Granada islámica había una guerra intestina entre tres sultanes y estaba destinada a destruirse. Los Reyes Católicos sólo tuvieron que sentarse a esperar ante la guerra civil que vivía Granada. Y no nos creamos que Boabdil salió malparado, no se fue en la pobreza, sino todo lo contrario, él y los suyos. Hay gente que no está autorizada a hablar de la historia de Granada.

-En el Día de la Toma, lo que crea sarpullidos, son los brazos en alto y los que añoran la dictaduraý

-¿Qué festividad no tiene un imbécil en ella? ¿Nadie recuerda en las procesiones que siempre había un pobrecito tonto detrás con una vela? ¿Quién puede evitar que exista un idiota que se crea descendiente de los Reyes Católicos? Además, los Reyes Católicos no tienen culpa de que su emblemática fuera utilizada por los fascistas. Son los promotores de que Granada entrara en Europa. Granada se acostó medieval, musulmana y en descomposición, y se levantó entrando en la modernidad de Europa. Esto, que nos tendría que enorgullecer, me parece muy torpe que se desprecie por parte de personas que no tienen cultura histórica. ¿Por qué esta dicotomía entre buenos y malos tan pedestre?

-¿Qué opinión le merece la celebración del Milenario?

-Tres cuartos de lo mismo. Se reivindica el Milenario y se conecta con el Reino Nazarí obviando las invasiones de los almorávides y los almohades. Toda esta gente que lo está promoviendo no sabe quién es Zawi ben Ziri, una familia beréber, ni siquiera árabe, que se asentó aquí.

-¿Servirá al menos para recuperar los restos ziríes?

-La muralla zirí, cuando termine, será como 'Exin Castillos'. Mayores estropicios no se pueden hacer. ¿Un milenario y tienen la muralla de San Miguel que da asco? Yo sé quien es la cabeza pensante de este Milenario.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios