Una exposición analiza la cartografía en la Guerra Civil

  • Un total de 123 piezas se muestran en la Diputación de Málaga hasta el 3 de febrero

Cuando estalló la Guerra Civil, la cartografía se convirtió en un elemento vital de la contienda. La información topográfica resultó clave para el avance de tropas, las posiciones estratégicas, los cálculos de tiro... Los mapas fueron herramientas valiosas entre 1936 y 1939 y ahora se han reunido en una exposición que ayer se inauguró en la sede de la Diputación de Málaga. Un total de 123 piezas componen una muestra producida por el Instituto Cartográfico de Cataluña y la Dirección General de la Memoria Democrática de la Generalitat. En esta exhibición itinerante también ha participado el Instituto de Cartografía de Andalucía.

"Se conoce muy poco de este mundo a pesar de que hubo una producción muy grande de mapas durante la guerra", explica la comisaria Carme Montaner. El Instituto Geográfico Nacional procuró de planos al ejército republicano y "el franquista fue el que tuvo realmente problemas", que utilizó los mapas de la Guía Michelin hasta que en Vitoria formó un servicio de cartografía con voluntarios italianos. "La misma hoja editada por un bando u otro tiene muchas diferencias", comenta Montaner. Las nacionales eran "en blanco y negro, más básicas y con falta de información". La mayoría de las piezas son originales y destaca también la importancia de la fotografía aérea.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios