Flamenco

La 'galería de grandes' de Antonio Reyes

  • El cantaor presenta 'Homenaje a mis maestros' este sábado en Chiclana

El cantaor Antonio Reyes Montoya (Chiclana, 1976) ha decidido llevar a un espectáculo a toda (o casi) la galería de cantaores y cantaoras que él considera como sus maestros. Formado desde pequeño en la ortodoxia por su padre Ramón, grandísimo aficionado, y por el tocaor Manuel Morao, al que acudía regularmente para escuchar sus consejos y recibir -a modo de "tarea para casa"- cintas con grabaciones históricas, Antonio es ya un artista cuajado y con una creciente personalidad propia que ha plasmado en su primera grabación, próxima a ver la luz. El cantaor, que para estas cosas del arte es serio como pocos, ha transformado de esta forma en una atractiva función el ofrecimiento recibido para hacer un recital en el Teatro Moderno de su ciudad natal.

A la mayoría de los maestros a los que va a homenajear -Tomás Pavón, Caracol, Antonio Mairena, La Perla, entre otros-, Antonio los ha conocido y estudiado a través de sus discos. Son excepciones los casos de Camarón, al que llegó a escuchar de adolescente y con el que conserva una foto, el jerezano Luis de la Pica, quien le impactó cuando lo conoció, y su paisano Rancapino, por el que escuchó de primera mano los cantes de Aurelio y del Niño de la Calzá. Pero, por una u otra vía, esos son los artistas -junto a algunos más como Juanito Mojama- que él reconoce como los más influyentes en su formación y a los que demuestra conocer bien cuando se le pregunta por ellos. Así, de Tomás Pavón destaca su voz gitana aunque algo laína y su capacidad para hacer fáciles los estilos más complejos. Caracol es para Antonio un genio, el mejor de todos, sobre todo por su capacidad de transmitir. De Mairena destaca su magisterio a la hora de aprender, porque es "el más fiable" y de La Perla su dulzura y su gitanería, los mismos valores que otorga a Camarón, aunque la grandeza de su figura le haga exclamar que "José era de otro planeta". La galería de maestros se extendería hasta Terremoto o La Niña de los Peines, cuya inclusión en el homenaje deja para otra ocasión.

El espectáculo Homenaje a mis maestros, estructurado y ya ensayado, se abrirá con unos tientos libres, un tanto azambraos, en homenaje a Caracol que contarán con el acompañamiento a la guitarra de Antonio Higuero y de Sophía Cuarenghi al violín. A continuación, el cantaor se va a permitir la única licencia de la noche, la interpretación de unos tangos que presenta como propios aunque con ecos de La Repompa. Luego vendrá el cante por soleares, dedicadas a Tomás Pavón y Antonio Mairena, para proseguir con unas bulerías, en las que se encontrarán los ecos de La Perla, Camarón y Luis de la Pica, y concluir la primera parte con los fandangos de El Niño de la Calzá.

El espectáculo cuenta con tres invitados: Esteban Gutiérrez "Caracolillo de Cádiz", reciente ganador del Memorial Camarón de la Isla, Remedios Reyes, hermana del artista, y la cantaora local La Pilila. Ellos tres serán los encargados de mantener la llama viva con una tanda de romances y alboreás antes de que vuelva a escena Antonio para abordar la interpretación de la seguiriya y el martinete, esta vez cantando para el baile de su esposa Patricia Valdés y con el acompañamiento de Higuero y Juan José Alba a las guitarras y de Sophía al violín.

Volverá Caracolillo para hacer el homenaje a Enrique El Mellizo y a Aurelio por malagueñas para concluir el programa con la zambra caracolera, de nuevo con el baile de Patricia Valdés. No faltará un fin de fiesta para el que se reservan tanguillos y más bulerías, ya con todos los participantes en la escena. Un programa, pues, de cante, baile y toque que se presenta bien atractivo para cualquier aficionado que se precie.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios