Una lucha contra la Navidad ruidosa

  • Los municipios del Campo de Gibraltar trabajan para evitar la venta de petardos y sus molestiasl ordenanzas Todos los Ayuntamientos editan durante estas fechas bandos para recordar la prohibición del uso de pirotécnicos.

Comentarios 0

Quien juega con fuego, se acaba quemando. Los Ayuntamientos del Campo de Gibraltar luchan cada año, con la llegada de la Navidad, contra la venta ilícita de petardos y demás productos de pirotecnia. El principal motivo, además de evitar molestias a los ciudadanos, pasa por la seguridad. Los menores suelen ser los principales consumidores de este tipo de productos lo que, unido a una falta de vigilancia, deja cada año numerosos heridos por quemaduras.

Todos los Consistorios editan por estas fechas bandos y normativas específicas para recordar a los ciudadanos que está prohibido tanto vender como comprarlos. Además, las inspecciones se refuerzan en los posibles puntos de venta (principalmente los kioskos) aunque muchos de ellos -compradores y vendedores- burlan con habilidad los controles. Esta misma semana la Policía Local de la Línea informaba de la retirada de 8.362 petardos en sólo siete días.

En San Roque y Los Barrios, sus respectivas ordenanzas de convivencia ciudadana recuerdan que hacer explotar petardos en la vía pública puede ser objeto de sanción administrativa por parte de la Policía Local. En el caso de que los pirotécnicos sean manejados por menores, serán los padres quienes abonen las multas. La prohibición se hace extensiva además a los sprays en el caso de San Roque. En La Línea, la ordenanza contra su uso está en vigor desde el 15 de noviembre.

Sin embargo, comprar petardos en la calle no resulta difícil. A un precio que parte desde el euro, los pirotécnicos pueden ajustarse a dos clases: autodetonantes y con mechas. Los primeros estallan nada más contactar con el suelo y hacen poco ruido. Los menores suelen optar por los segundos. Una mecha, cinco segundos y a correr.

La mayoría de los accidentes se producen por una detonación anticipada o por descuido. Los petardos made in china no suponen una garantía de fiabilidad y, en demasiadas ocasiones, su uso acaba pasando factura.

Desde el Ayuntamiento de Los Barrios se insiste en que la vigilancia es exhaustiva, si bien el ruido en las calles se convierte en una constante desde primeros de diciembre que a veces roza el gamberrismo. Buzones y parterres son los principales puntos donde se enciende la mecha que desvela a numerosas personas todas las noches en la comarca.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios