"Hasta mi novia tiene puesto en el móvil un politono mío"

  • El cantautor presenta esta noche en el Palacio de Deportes su último disco, 'La voz de mi silencio', un trabajo cuyo primer single es ya el número uno en los tonos de móvil

Comentarios 0

Llega de nuevo el sombrero más famoso del panorama musical con permiso del bombín de Sabina. El Barrio protagoniza un año más las Noches con duende y presenta en el Palacio de Deportes su último disco, La voz de mi silencio, en el que incluye temas como Amor de géminis: "Te tocará vivir amores que son cobardes y que nunca dan la cara". Con todo, los seguidores que pertenecen a este signo zodiacal seguirán vibrando esta noche con el artista gaditano.

-'Noches de Duende' son ya 'Noches de El Barrio'. Es la quinta vez consecutiva que protagoniza esta gira de conciertos...

-Movistar cuenta conmigo desde hace muchos años. Está bien dicho, ya son 'Noches de El Barrio'.

-En su estilo, cada año salen un par de grupos que lanzan un éxito... y desaparecen al año siguiente, caso de Algiva con su 'Pirata de boquita'. ..

-No es que yo sea mejor que ellos, pero mi éxito está en la constancia y en poner cada año el listón más alto. Me pongo metas demasiado altas. Intento ofrecer cosas cotidianas y urbanas, de la calle, con un idioma que todos podamos comprender, que no haya nada de fantasía en mis letras.

-Es curioso que en sus conciertos se escucha mucha voz femenina entre el público haciéndole los coros, y eso que no es usted Ricky Martin...

-Quizás. Yo pongo el micro y es verdad que se escucha mucho más a las mujeres. Pero no porque haya más, sino porque tienen un tono de voz más alto.

-¿Para escribir buenas letras hay que llevar sombrero, caso de usted o el mismísimo Sabina?

-No, no. Para escribir bien hay que ser sincero, mostrar las vivencias de la vida, comprender la calle, la noche. Ésa es una de mis señas de identidad. Sí es verdad que admiro al maestro Sabina, pero yo tengo otro estilo. Me alegro de que me comparen con él.

-En los títulos de sus últimos discos, 'La voz de mi silencio' o 'Las playas de invierno', hay como una búsqueda de la oscuridad, de la tristeza...

-Sí. La melancolía y el desamor son propicios para escribir. Con lo oscuro es con lo que se escribe. Algunos amigos me quieren llevar a escribir a las vascongadas.

-Con su anterior trabajo, llenando incluso escenarios como el Palau Sant Jordi de Barcelona, ¿consiguió entrar definitivamente en otro nivel?

-Fue increíble. Incluso he repetido en ciudades en las que no había repetido nadie, caso de Salamanca, no había entradas por ningún lado. Eso es lo que te alegra y te condiciona a la hora de componer. Te sientes seguro porque sabes que tu gente está ahí.

-¿Decir que un artista no ha cambiado es un piropo?

-Yo no he cambiado mucho, no se crea, sigo siendo el mismo, sigo teniendo mis amigos de siempre y no hago muchas amistades dentro de mi profesión.

-Ya tiene dos discos de platino por 'La voz de mi silencio', por la venta de discos y por la descarga de politonos para el móvil. En cualquier bar suena siempre un móvil con 'Buena, bonita y barata...'

-Y en los coches... Es muy jartible. Incluso mi novia tiene puesto en el móvil este tono. Cuando llamo a mi novia me escucho yo, fíjese dónde llega esto de los politonos.

-Una canción del disco se titula 'Paseando por Granada'. ¿Cómo surgió el tema?

-Es una canción que la llevo dentro de mi corazón. Es un homenaje a mi público de aquí, porque aunque sea un tópico esta ciudad es especial. Y por eso está esta canción, para que no se quede en el topicazo.

-Hubo una época en la que todo el mundo era 'camaronero' y usted se declaraba seguidor de Caracol. ¿Le gusta ir a contracorriente?

-No es que me guste, es que soy así. Es que el secreto de El Barrio es beber lo antiguo y sonar flamenco. Pero es que Caracol estaba en el más absoluto de los olvidos. Mi quinta no lo conoce. Coges a cualquiera y le preguntas por Caracol y saben lo que son los caracoles de comer.

-Muchos grupos en los últimos años ha hecho versiones de Triana -incluso Enrique Bunbury- pero quizás es usted el que ha conseguido que suene más sincero, menos impostado... Y las ha convertido en grandes éxitos de nuevo pasados los años.

-Hombre, conozco mucho sus ecos, sus formas, intento no desvirtuarlo demasiado, que suene bien al oído. Creo que ahí está el secreto porque tampoco rompo demasiado los esquemas.

-Sus 'singles' no suelen ser ni siquiera la quinta mejor del disco. ¿La discográfica sigue imponiendo otros criterios?

-Estoy totalmente de acuerdo en que no son ni de lejos los mejores temas. El single busca la comercialidad, pero las grandes obras del disco, donde vuelcas todo, no llevan ritmo de single porque las has sacado dolido, y estas canciones no llevan ritmos alegres.

-¿Pero no cree que, los que no indagan en sus discos, pueden ponerle la etiqueta de 'flamenquito'?

-Quizás, pero ahora me estoy abriendo al pop, estoy haciendo rock a doble bombo...

-¿Es éste su disco más social?

-Hay muchos temas comprometidos, desde luego. También hablo del olvido de una persona querida, de la muerte, del amor y el desamor de una manera más directa al corazón...

-Dice que, de recibir un premio, acudiría vestido de Pinocho. ¿Los premios son una gran mentira?

-Claro. Pero no creo que me lo den para no verme. Sí me gustaría que el día que me dieran un premio me lo diera Gepetto, para que fuera más real.

-Tiene la suerte de poder cantar casi todos sus temas nuevos en los conciertos. Muchos artistas de su trayectoria tienen que cantar sólo sus éxitos porque la gente no conoce su nuevo trabajo.

-Sí, tengo el espectáculo hecho de una manera que puedo viajar a mis discos anteriores, un popurrí de rock sinfónico. Y puedo cantar mis nuevos temas y la gente los corea, se sabe las letras.

-¿Está ya preparado Juani de la Isla, su guitarrista de cámara?

-Sí, este año tiene suerte porque meto mucha guitarra eléctrica y no sale hasta el sexto tema, así que fíjese lo que se puede aburrir abajo. Si a mí me dijeran que salgo en el sexto tema le daría un beso al cantante. Eso sí, le pediría bajarme en el octavo tema para el bocadillo.

-No es común que un flamenco presente su gira en el Norte, en su caso en Salamanca...

-El año pasado abrí en Jerez y este año en Salamanca. Vamos a pasar por toda España. Además, en Salamanca vamos a actuar dos días. El alcalde me dijo que soy el único que ha hecho doblete, y eso que han pasado por ahí todos los grandes.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios